El ataque a la comisaría de Mossos de Cornellà se considera un hecho terrorista aislado que tenía como objetivo la Policía

Imagen de la reunión del Gabinete de Coordinación Antiterrorista celebrada esta tarde para analizar los hechos. / Mossos

El conseller de Interior, Miquel Buch, ha declarado esta tarde que el ataque contra la comisaría de Cornellà de Llobregat debe considerarse un hecho aislado, ateniéndose a las informaciones que se han podido obtener. Abdelouahab Taib, de 29 años, es el autor de este ataque y que ha muerto a manos de los Mossos al intentar neutralizar su agresión con un arma blanca.

Las cámaras de seguridad instaladas en la recepción de la comisaría mostrarán claramente lo sucedido y en todo momento la Policía catalana ha evitado dar detalles concretos que como ha sido el ataque y cómo se ha repelido basándose en el secreto de las actuaciones judiciales. La principal incógnita estriba en conocer el por què pudo abalanzarse contra un agente cuando existe en la recepción una zona acristalada de seguridad.

La identificación se ha llevado a cabo ya de forma plena, ya que, aunque el hombre llevaba consigo un documento de identidad, ha sido a través de la necroidentificación dactilar cuando se ha podido certificar plenamente. Respecto a los antecedentes penales, a la policía catalana y española no les consta hecho alguno, aunque queda aún por conocer si fuera en otros países existen. Estos resultados tardaran en conocerse, ya que «la gestión internacional es más lenta», ha declarado el comisario superior Rafael Comas.

El conseller ha felicitado a los agentes que intervinieron por su rápida reacción a la hora de neutralizar el ataque y ha recordado que la Policía es un objetivo para los terroristas, especialmente en situación de alerta IV sobre V en la que nos encontramos.

 

Port de Tarragona