Complicada detención de los Mossos en Reus de un joven reclamado por un juzgado por la comisión de quince delitos

Los Mossos han detenido a dos jóvenes de 20 y 22 años, de nacionalidad española y vecinos de Reus, como presuntos autores de un delito de resistencia y desobediencia a agentes de la autoridad, informa la Policía catalana. Además, el mayor de ellos ha sido ingresado en prisión ya que tenía pendiente una orden de búsqueda y detención judicial dictada por el Juzgado de Instrucción número 3 de Reus por dos robos con violencia, cuatro robos con fuerza, tres de incendio, cuatro robos y hurto de uso de vehículo, tres de daños, uno de amenazas y uno de maltrato animal.

La detención se produjo la tarde del 13 de agosto cuando una patrulla de los mossos reconoció el vehículo de la persona que estaba en investigación. El fugitivo, al ver la presencia policial, huyó a pie con otro joven en dirección a la calle Astorga de Reus.

Acto seguido, se montó un dispositivo policial que permitió localizarlos en la calle Moncayo de Reus donde fueron detenidos después de desobedecer las órdenes de la policía. A uno de los detenidos, el hombre de 22 años, se le atribuyen una serie de hechos delictivos ocurridos durante el mes de marzo de 2018 y por los que tenía pendiente una orden judicial de búsqueda y detención.

Concretamente, la noche del 2 de marzo fue sorprendido por el propietario de una finca de Riudoms, al que amenazó y agredió tirándole botellas de vidrio y diferentes objetos contundentes. Posteriormente, rociarlo con spray de defensa. Acto seguido, se desplazó a otra masía de Reus donde forzó la reja y prendió fuego calcinando la primera planta de la casa.

La noche del 3 de marzo, perpetró una serie de robos con fuerza en diferentes caseríos de la zona del Baix Camp y, en uno de ellos, concretamente en la Selva del Camp (Tarragona), sustrajo una furgoneta. El 4 de marzo, el detenido prendió fuego en una casa en construcción de Constantino con una persona en el interior y posteriormente incendió su vehículo. La víctima pudo escapar de la casa en llamas.

Horas más tarde, el detenido acompañado de más personas, robó en otra finca de Constantino y obligó a la persona que residía en abrirle la casa bajo la amenaza de quemarla con él en el interior. En este caso, también rociaron la víctima con spray de defensa e hirieron a un perro al que tuvieron que sacrificar días más tarde a causa de las lesiones. Tras cometer el robo los ladrones sustrajeron un camión con el que huyeron.

El detenido, que acumula más 26 antecedentes policiales, pasó el 16 de agosto a disposición del Juzgado en funciones de guardia de Reus que decretó su ingreso en prisión.

Port de Tarragona