Motor: Seat revela en un vídeo cómo se comporta el nuevo Seat Tarraco antes de su presentación el 18 de septiembre

El nuevo Seat Tarraco aún viaja "camuflado".

Aunque camuflado bajo una enrevesada pintura de camuflaje, Seat ha querido enseñar cómo se comporta el Seat Tarraco, tanto por tierra como por asfalto. Este vehículo, una incógnita hasta ahora, será presentado internacionalmente el 18 de septiembre en la antigua plaza de Toros de Tarragona, ahora el Tarraco Arena Plaza. El ingeniero Stefan Ilijevic, responsable de Predesarrollo, Patentes e Innovación de la marca ha sido el encargado de ponerse al volante del nuevo modelo y quiere dar a conocer su comportamiento y prestaciones en un vídeo que compartimos en este artículo.

Estos son los puntos fuertes de este nuevo SUV de Seat, que pueden ver en el vídeo que la marca ha hecho público hoy:

Tras arrancar el motor y tomar las primeras curvas, Stefan comenta: “las sensaciones al volante del nuevo Seat Tarraco son impresionantes. Es muy dinámico y a la vez te hace sentir muy seguro”. El último SUV de la compañía de Martorell cuenta con hasta siete plazas y un maletero de 760 litros. El conductor tiene “una gran sensación de amplitud, de volumen”, añade el ingeniero. No en vano, es el más grande de la familia.

El Tarraco se enfrenta a un circuito ‘offroad’ para poner a prueba su funcionamiento antes de la presentación internacional. “Es capaz de superar un terreno montañoso, pedregoso y con pendientes de hasta el 70%”, comenta el ingeniero mientras desciende una bajada muy pronunciada. “Su tracción a las cuatro ruedas parece no tener límites. Ahora el coche está frenando por sí mismo”, añade Stefan.- En buena forma sobre cualquier terreno:

Sin miedo a los virajes extremos: El coche sigue su recorrido y, en una curva muy cerrada, avanza ladeado. “Está diseñado para poder superar con éxito inclinaciones laterales del 85%. La sensación en un tramo como éste es de robustez, seguridad”, comenta. Además, este modelo incorpora dos nuevos asistentes a la conducción. Uno de ellos es el Rollover Assist, que desbloquearía las puertas, pararía el motor y activaría una llamada de emergencia de forma automática en el caso de un hipotético vuelco.

Sin miedo a los virajes extremos: El coche sigue su recorrido y, en una curva muy cerrada, avanza ladeado. “Está diseñado para poder superar con éxito inclinaciones laterales del 85%. La sensación en un tramo como éste es de robustez, seguridad”, comenta. Además, este modelo incorpora dos nuevos asistentes a la conducción. Uno de ellos es el Rollover Assist, que desbloquearía las puertas, pararía el motor y activaría una llamada de emergencia de forma automática en el caso de un hipotético vuelco.

 

 

Port de Tarragona