Detienen a tres «aluniceros» que huían a gran velocidad por las calles de Sitges y por la C-32 después de cometer tres robos

Imagen tomada por la cámara de seguridad de uno de los establecimientos en el momento en que los delincuentes accedían a su interior.

Mossos de la comisaría de Sitges consiguieron, con la ayuda de la Policía Local de esta localidad, a tres hombres de nacionalidades española, argentina y marroquí que huyeron a gran velocidad por las calles y por la autopista C- 32 creando momentos de peligro. Los tres son presuntos autores de tres robos en sólo cuatro horas una empresa en Martorell, una tienda de telefonía en Vilafranca del Penedès y una de ropa en Sitges por el procedimiento de empotrar un coche previamente robado contra la puerta de los establecimientos.

La operación policial comenzó cuando Mossos fueron alertados de que se estaba produciendo un empotramiento en una tienda de ropa de la calle San Francisco de Sitges. Una de las dotaciones policiales que se dirigió al lugar de los hechos, gracias a la colaboración de los testigos, localizó el turismo cuando huía del robo en dirección Barcelona por la C-32.

La dotación policial intentó detener el turismo, pero sus ocupantes hicieron caso omiso de las indicaciones de los agentes y huyeron a gran velocidad por las calles de la ciudad hasta la autopista, con un riesgo evidente para las personas. Incluso estuvieron a punto de atropellar a dos personas, que tuvieron tiempo de saltar para evitar ser atropellados. Los policías siguieron el vehículo y le hicieron indicaciones para que se detuviera, el conductor en lugar de detenerse golpeó varias ocasiones el vehículo policial con intención de hacerlo fuera de la vía. Los ladrones aumentar la agresividad en la conducción poniendo en grave riesgo la vida del resto de usuarios que circulaban.

Cuando los ladrones vieron que no podían dejar atrás la patrulla, decidieron abandonar el turismo en medio de la autopista y crearon una situación de inseguridad grave por los vehículos que circulaban. En la hace huida a pie uno de los ladrones cruzó la autopista en sus dos sentidos. Los agentes los siguieron hasta una zona boscosa del Garraf. En busca se añadieron más dotaciones policiales de los Mossos y la Policía Local de Sitges, que localizaron y detener a los ladrones que se escondían en el bosque. Los policías encontraron en el vehículo de los detenidos gran cantidad de prendas provenientes de la tienda violentada, valoradas en 80.000 euros.

Fruto de las detenciones llevadas a cabo por agentes de seguridad ciudadana la División de Investigación Criminal de Sant Feliu de Llobregat iniciaron una investigación que permitió relacionar los tres arrestados con dos empotramientos de características similares que se habían producido la misma noche, en un intervalo de sólo cuatro horas.

El grupo había hecho un primer empotramiento en una empresa de Martorell donde abandonaron el vehículo que habían utilizado para violentar la puerta de acceso. El mismo patrón utilizaron tres horas más tarde para acceder a una tienda de telefonía móvil en Vilafranca del Penedès con un segundo vehículo, que también abandonaron. Los investigadores comprobaron que los ladrones habían cometido la misma noche los tres empotramientos con tres vehículos diferentes que habían sustraído previamente.

Uno de los detenidos ya había sido arrestado en enero por los Mossos por haber participado en seis empotramientos y en el robo de ocho turismos. Y otro fue arrestado este mes de junio por robo con fuerza en un establecimiento. El juez de guardia decretó el ingreso en prisión de los tres individuos.

Port de Tarragona