Absuelven por falta de pruebas al acusado por el homicidio de un hombre que murió apuñalado en L’Hospitalet de Llobregat

La Audiencia Provincial de Barcelona ha absuelto a Francisco Antonio Rodríguez Florián de la muerte de un hombre, apuñalado la madrugada del 6 de junio de 2016 en la avenida Severo Ochoa de L’Hospitalet de Llobregat. El tribunal dicta esta sentencia siguiendo el veredicto de un jurado popular, que consideró que las pruebas existentes en el caso no le incriminaban. Rodríguez se encontraba esa noche junto a otra persona, que no ha sido identificada, en la zona donde se cometió el apuñalamiento, pero no se ha podido probar que participase en la agresión, según consta en la sentencia. El magistrado Juli Solaz fundamenta que no existe prueba de cargo que enerve la presunción de inocencia que ampara a cualquier acusado.

El fallecido sufrió dos puñaladas en el pulmón izquierdo que provocaron su muerte en el hospital de Bellvitge dos horas después de su ingreso. Las imágenes de las cámaras de seguridad, además de tres testigos, dos de ellos protegidos,  que declararon ante el Tribunal del Jurado, hacían que fuese indudable que el procesado se encontraba en la zona donde se produjo el homicidio, pero «no existen pruebas suficientes para poder afirmar que el acusado hubiese participado en la agresión».

Port de Tarragona