Diez detenidos e ingresados ​​en prisión por traficar y promocionar el consumo de drogas entre los menores de edad en L’Hospitalet de Llobregat

Droga y dinero intervenido a los componentes de la banda. / Mossos

Los Mossos detuvieron el pasado sábado diez personas, de edades comprendidas entre los 18 y los 34 años, de nacionalidades dominicana, española y vecinos de los municipios de Barcelona y L’Hospitalet de Llobregat, además de ocho menores de edad , como presuntos autores de un delito continuado contra la salud pública y por pertenencia a grupo criminal. La investigación se inició en el mes de septiembre cuando los agentes del Grupo de Delincuencia Urbana de la comisaría de L’Hospitalet obtener información respecto de la actividad de un grupo de entre 20 y 30 jóvenes que se reunían en la zona de los bloques de la Florida, en L’Hospitalet de Llobregat, con el fin de vender sustancias estupefacientes, principalmente marihuana y hachís, y que promocionaban y favorecían el consumo de estas drogas a menores de edad.

Entre los días 21 de septiembre y 26 de octubre, y en varias franjas horarias, se realizó un dispositivo policial por parte de agentes adscritos al Grupo de Delincuencia Urbana con el objetivo de localizar, identificar y determinar el número de participantes en esta actividad delictiva y comprobar qué grado de participación tenían. Además, los policías querían constatar la continuidad de la actividad ilícita en el tiempo.

Cabe mencionar que la zona donde se vendía la droga era un lugar sensible dado que muy cerca se ubicaban dos centros educativos y espacios para el ocio de los niños.

Los agentes identificaron a los jóvenes, entre los que había menores de edad, como integrantes de un grupo criminal, estable y bien organizado, que tenían como finalidad perpetrar de forma continuada delitos contra la salud pública, en su vertiente de tráfico de drogas. Además, promocionaban y favorecían el consumo de sustancias estupefacientes entre los menores de edad.

Cabe mencionar que durante este año varios miembros de este grupo ya habían sido detenidos por delitos relacionados con la salud pública, entre otras causas.

Gracias a las vigilancias los agentes acreditaron que los miembros de este grupo realizaban diferentes tareas: captadores de los posibles compradores, vendedores de las sustancias estupefacientes y vigilantes del entorno para evitar eventuales acciones policiales. Aparte, los mozos observaron que los traficantes llevaban a cabo su actividad ilícita en cualquier franja horaria y siempre en la vía pública.

Hasta el último día del dispositivo los agentes lograron intervenir doce compradores que llevaban sustancias estupefacientes, principalmente marihuana y hachís.

El 26 de octubre se llevó a cabo un operativo encaminado a la localización y detención de todos aquellos miembros del grupo que estuvieran en el punto de venta. Hacia las 23:00 horas, policías de paisano rodearon la zona y, posteriormente, en coordinación con agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana y equipos del Área Regional de Recursos Operativos de la Región Policial Metropolitana Sur, cerraron el perímetro previamente delimitado.

Las dotaciones policiales lograron identificar 40 personas y detuvieron quince, ocho de ellos menores de edad. Los agentes intervinieron 68 bolsitas de plástico con dosis que presuntamente contenían marihuana y hachís, ya preparadas para su venta, y unos 1.400 euros en efectivo. También se recuperaron tres teléfonos móviles sustraídos.

Posteriormente, hacia las 02:00 horas de la madrugada, se localizaron tres personas investigadas que fueron detenidas en las inmediaciones de la avenida Cataluña del municipio.

Los diez arrestados mayores de edad pasaron a disposición judicial y el juez instructor decretó su ingreso en prisión. Los ocho detenidos menores de edad pasaron a disposición de la Fiscalía de Menores.

Port de Tarragona