Detenido un narcotraficante en Valls que llevaba una pistola escondida dentro del cuentakilómetros del coche y se incauta un kilo de cocaína

Los Mossos d’Esquadra detuvieron esta mañana a un hombre de 37 años, de nacionalidad marroquí y vecino de Valls, como presunto autor de un delito contra la salud pública en la vertiente del tráfico de drogas y un delito de tenencia de armas, por poseer una pistola escondida dentro del cuadro de instrumentos de su coche. Los hechos tuvieron lugar cuando una patrulla de seguridad ciudadana detuvo un vehículo después de que su conductor hiciera varias maniobras evasivas al detectar la presencia policial.

Los mozos, ante el nerviosismo del conductor, decidieron hacer un registro superficial del conductor y de su vehículo. De este modo, los agentes pudieron localizar al lado del cambio de marchas una bolsa de plástico con varias papelinas de cocaína. Entre el conductor y el vehículo, los mossos encontraron cerca de 2.000 euros en efectivo.

Ante esto, los agentes trasladaron al detenido y el vehículo a dependencias policiales para poder hacer un registro del vehículo más exhaustivo. Esto permitió a los mozos encontrar un arma de fuego de 9mm con munición real en el cargador, todo escondido detrás del cuadro del cuentakilómetros del coche. A partir de esta detención, agentes de la División de Investigación Criminal (DIC) del Área de Investigación Criminal de la Región Policial Camp de Tarragona asumieron el caso.

Un kilogramo de cocaína

Con la investigación en manos de los agentes de la DIC, este mismo miércoles se detuvo a tres hombres más, de 22, 33 y 63 años, de nacionalidad marroquí y vecinos de Valls y Santa Coloma de Gramenet. El individuo de 22 años por un delito de tráfico de drogas y los otros dos por un delito de desobediencia.

Una vez comprobadas sus relaciones con el caso, tras tomar declaración con letrado, los mozos dejaron sin efecto los dos detenidos por desobediencia a la espera de ser citados por el juez.

La investigación continuó con una entrada y registro este jueves en un piso situado en el municipio de Valls que los detenidos utilizaban para almacenar la droga y poder venderla al detalle a compradores de todo el Camp de Tarragona.

Los mossos localizaron 1.060 gramos de cocaína, una báscula de precisión, bolsas de plástico recortes y alambres para preparar papelinas de venta, 2.000 euros en billetes pequeños y material empleado para adulterar la cocaína antes de la venta al consumidor final. Además, los mossos encontraron también anotaciones a mano donde se reflejan las ganancias y gastos

Los detenidos pasaron ayer viernes a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Valls y el juez decretó su ingreso en prisión.

Port de Tarragona