Guardia Civil y Vigilancia Aduanera investigan a un vecino de Segur de Calafell que recibió desde EEUU marihuana declarada como una nevera portátil

Una investigación conjunta de la Guardia Civil y del Servicio de Vigilancia Aduanera han tomado declaración como investigado a un varón de 28 años, vecino de Segur de Calafell (Tarragona), como presunto autor de un delito contra la salud pública y otro de contrabando, al haberse detectado un envío por paquetería postal a su nombre, declarado como una nevera portátil y en su interior contenía cogollos de marihuana.

La investigación se inició a raíz de haberse detectado la entrada en España, procedente del estado de Nebrasca (Estados Unidos), de un paquete postal sospechoso de contener sustancias estupefacientes, a través del aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid, en cuya declaración de contenido figuraba el envío de una nevera portátil y su destinatario una persona afincada en la localidad de Segur de Calafell (Tarragona).

Una vez puesto en conocimiento de la autoridad judicial y autorizado por ésta la entrega vigilada de la sustancia estupefaciente, se creó un equipo conjunto de investigación compuesto por agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Estatal de la Adimistración Tributaria y por agentes de Policía Judicial de la Guardia Civil de Tarragona para llevar a cabo la entrega vigilada del paquete postal sospechoso y la localización e identificación de sus destinatario, comprobando en sede judicial cómo el contenido del mismo eran unos 120 gramos de cogollos de marihuana.

Durante la mañana del día 30 de enero del actual, tras establecer un dispositivo policial conjunto, fue detectada la presencia en el interior de la oficina de correos de Calafell del destinatario del citado paquete, por lo que una vez recogido le fue comunicada su investigación como autor de un presunto delito contra la salud pública y de contrabando, comunicando los hechos al juzgado en funciones de guardia de El Vendrell.

Esta actuación se enmarca en el ámbito de la colaboración que la Guardia Civil y la Agencia Tributaria mantienen en materia de control de tráfico de drogas y contrabando.

Port de Tarragona