Detienen a dos chicas que se han colgado del techo de una casa que los Mossos desalojaban el barrio de Gracia

Agente de Mossos d'Esquadra, en la puerta de la casa ocupada. / Miquel Codolar

ACN.- Los Mossos han detenido este miércoles por la mañana dos chicas en Gracia que se han resistido al desalojo de la casa okupa Ka la Kastanya, en la calle Torrent de les Flors. Dentro de la casa había siete personas, cuatro hombres y tres mujeres. Cuatro okupas han salido enseguida cuando llegaron los Mossos, antes de las 6 de la mañana, mientras que el resto se ha quedado dentro. Dos chicas se han colgado en unas hamacas y la unidad de montaña las ha tenido que bajar. Están detenidas por desobediencia grave y resistencia a la autoridad, han explicado a la ACN fuentes policiales. El inmueble ya ha sido entregado a sus propietarios. En el dispositivo también han intervenido miembros de la unidad canina, además de los antidisturbios, seguridad ciudadana y unidades de apoyo policial.
Los okupas ya sabían que había un desalojo con fecha abierta pendiente desde hacía días, por orden del juzgado número 30 de Barcelona. Según explicaron a Twitter, los antidisturbios han entrado antes de las 6 de la mañana. Como es habitual en este tipo de casos, se ha convocado una concentración de apoyo a las puertas de la casa. «Defenderemos todos los espacios liberados de la brutalidad policial y del capital. Okupación, resistencia y acción directa», han exclamado a través de las redes, al tiempo que han convocado una manifestación para esta tarde a las 19 horas.

«Volveremos a okupar, volveremos a resistir y volveremos a manifestarnos por las calles de Gracia. El conflicto no ha terminado. Nos vemos en las calles!», Han continuado los okupas, que se quejan de que se sienten «expulsados ​​de las calles y de Barcelona «. «Una ciudad que no nos podemos pagar, que nos esclaviza en la precariedad y que nos somete con sus fuerzas represivas», añaden.

Una veintena de personas han apoyado a los okupas cerca del inmueble. Además, se ha convocado una manifestación a las 19 horas en la parada de metro de Fontana. La casa estaba ocupada desde noviembre de 2018, tras el desalojo de otra casa, Ca la Traba, que provocó algunos disturbios en el barrio.

Port de Tarragona