Localizan sin vida al bebé que su padre de 16 años confesó haber tirado al río Besòs

Dispositivo desplegado en el cauce del Besòs para localizar al bebé desaparecido. / Norma Vidal

ACN .- Los equipos de emergencia han localizado este viernes sin vida el bebé de pocos días que su padre de 16 confesó haber tirado al río Besòs. Lo han encontrado en el cauce en un dispositivo de búsqueda que comenzó el martes por la tarde. El presunto parricida acabó confesando los hechos a los Mossos y fue internado en régimen cerrado por orden del juez que instruye el caso. La Fiscalía considera el hecho un asesinato. El dispositivo de búsqueda ha incluido varios cuerpos de emergencia y equipamientos como un helicóptero, unidades subacuáticas y caninas, que han estado buscando durante tres días por el cauce del río, las zonas de caña y sus alrededores.
Tras tres intensos días, los Mossos han conseguido localizar el cuerpo sin vida del pequeño en la esquina de Sant Adrià del Besòs del río. Según explicó Montse Estruch, intendenta del cuerpo responsable del operativo de búsqueda, el bebé ha sido localizado en medio de una zona de cañas poco después de las dos de la tarde. «Estaba entre los árboles y no era visible para el ojo humano porque estaba muy escondido», comentó Estruch que ha señalado que ha sido un perro llamado Miki de la unidad canina de la policía catalana lo que ha detectado el rastro del pequeño.

Estruch ha detallado que tras haber peinado todo el cauce del río de forma exhaustiva y también la parte central con unidades subacuáticas y helicópteros, jueves tomaron la decisión de actuar sobre la zona de cañas. Este viernes se han incorporado al dispositivo un grupo especialista en deforestación de los Bomberos de la Generalitat y un grupo de montaña de los Mossos para proceder a talar y limpiar las zonas de cañas. «Hemos ido actuando poco a poco, de forma quirúrgica, limpiando cada espacio y haciendo que tres perros de la unidad canina inspeccionaran el terreno hasta que al final uno de ellos ha hecho la marca», ha relatado.

Los Servicios Funerarios han retirado el cuerpo sin vida del pequeño poco después de las cuatro de la tarde ante la atenta mirada de decenas de vecinos de Sant Adrià que han elogiado el trabajo de los cuerpos de seguridad y emergencias.

La previsión es que en las próximas horas miembros de la Policía Científica terminen de analizar el lugar donde se ha localizado el pequeño y recopilen las pruebas necesarias.

En el dispositivo ha trabajado varias dotaciones de los Bomberos de la Generalitat y los de Barcelona, ​​miembros de las unidades canina, subacuática, de subsuelo, investigación y científica de los Mossos, así como un helicóptero del cuerpo. También ha participado Salvamento Marítimo y la Policía Local de Sant Adrià del Besòs.

«Ha sido un trabajo duro y de equipo», aseguró Estruch que ha destacado la «gran coordinación entre los diferentes cuerpos».

La búsqueda del bebé se inició la noche del martes después de que los vecinos informaran los Mossos que habían visto el padre del pequeño, de dieciséis años, enterrar al niño en el cauce del río. Posteriormente, el chico fue a la comisaría acompañado y confesó que se había deshecho del bebé.

El chico ya está internado en régimen cerrado. El magistrado de guardia de menores acordó esta medida después de que el joven confesara. La fiscalía considera los hechos provisionalmente como asesinato.

Port de Tarragona