Desarticulan un grupo criminal dedicado a robar en domicilios del Baix Llobregat con el método de los marcadores

Foto: Mossos d'Esquadra / Arxiu / Archivo

Los Mossos han detenido a tres miembros de una organización georgiana dedicada a robar en domicilios del Baix Llobregat, informa la Policía catalana. Queda desmantelado el grupo después de que a principios de septiembre ya se arreste tres personas más. La investigación comenzó en junio, cuando los Mossos detectaron la proliferación de marcadores de cola en varias poblaciones de la comarca. Los tres primeros miembros fueron detenidos el 4 de septiembre, y los más recientes el 28, durante un operativo policial en el Prat de Llobregat. Estos últimos han ingresado en prisión preventiva.
Tras constatar un aumento de los marcadores en viviendas de la comarca, los policías identificaron a los miembros del grupo criminal que los habían dejado antes de cometer los robos. Estaba formado inicialmente por cuatro personas, que habrían robado en domicilios de Sant Joan de Vilatorrada, la Garriga y Sant Andreu de la Barca. Los agentes detuvieron el 4 de septiembre tres de los principales investigados y recuperaron varios objetos robados en los domicilios que los arrestados tenían en Barcelona y Sabadell.

Los investigadores constataron, sin embargo, la participación de otros integrantes del grupo en los robos. Estas organizaciones cada vez más tienden a no establecer estructuras claramente definidas y tienen sistemas horizontales de carácter cooperativo.

Una segunda fase de la investigación permitió identificar una batería de la organización criminal, tres hombres de nacionalidad georgiana de 38, 41 y 54 años. Los policías los detuvieron durante la madrugada del 28 de septiembre cuando, durante un operativo policial, los detectaron nuevamente en el Prat de Llobregat. Ante la posibilidad de que hubieran cometido otro robo pudieron detener a dos de los ladrones de manera inmediata y, posteriormente, un tercero cuando pretendía recoger con un vehículo sus dos colaboradores.

El mismo día se registró el domicilio que los tres investigados tenían en Santa Coloma de Gramenet y los agentes encontraron gran cantidad de joyas y relojes, además de material para marcar domicilios y herramientas para forzar cerraduras y abrir puertas.

Los tres arrestados pasaron el 30 de septiembre a disposición judicial del juzgado de guardia de El Prat, que decretó prisión provisional.

Port de Tarragona