Indignación en el colectivo de prisiones después de que uno de los presos más peligrosos de España intentase secuestrar a un funcionario

El suceso ocurrió la madrugada del pasado viernes en la prisión de Córdoba

Un suceso calificado de extrema gravedad por el colectivo de funcionarios de prisiones ocurrió la madrugada del pasado viernes, 4 de octubre, en la prisión de Córdoba. Un recluso, considerado como uno de los diez más peligrosos de España, protagonizó un intento de secuestro de un funcionario aprovechando que la plantilla estaba bajo mínimos. Así, Fernando Vázquiez Ayudes -el cerebro del intento de secuestro- lo comunicó a otro recluso, al que informó de que fuese armándose para secundarle en su plan, que pusieron en marcha a continuación.

Según el colectivo «Tu abandono me puede matar», a la una de la madrugada del pasado viernes los dos internos llamaron al interfono de comunicación de los funcionarios, a los que desafiaron mientras destrozaban las celdas, rompiendo todo lo que tenían a mano, según informan en un comunicado. Arrancaron las ventanas de la celda y con los cristales fabricaron armas cortantes para llevar a cabo el secuestro. La dirección de la Prisión de Córdoba se personó en el centro y los funcionarios consiguieron solventar la situación, no sin que uno de los funcionarios sufriese cortes en un brazo.

El Ministerio del Interior ha trasladado el recluso a Algeciras. Vázquez, conocido en el mundo carcelario como el Hannibal gallego, es un recluso considerado muy peligroso que tiene en su expediente dos homicidios, varios apuñalamientos a presos, motines y el secuestro de un funcionario en Herrera de La Mancha. Además, denunció al propio Ministro del Interior, Antonio Asunción, ya fallecido, quien fue procesado y absuelto posteriormente.

Port de Tarragona