Investigan la muerte a tiros de una pareja encontrada en un hotel de Cadaqués

ACN Cadaqués .- Los Mossos investigan la muerte a tiros de una pareja encontrada en un hotel de Cadaqués (Alt Empordà). Los agentes han recibido el aviso sobre las dos de la tarde de este jueves. Según fuentes del caso, la pareja de origen francés y de 30 años debería haber dejado la habitación 106 pero no lo han hecho y el personal del hotel les ha localizado muertos. La División de Investigación Criminal (DIC) ha asumido el caso y la comitiva judicial se ha trasladado hasta el hotel. Según las mismas fuentes, los dos cuerpos estaban sobre la cama. En la habitación estaba el arma del crimen, una escopeta con los cañones recortados. Todas las hipótesis están abiertas. No se descarta que un matara al otro y luego se quitara la vida o que se trate de un suicidio acordado.

La pareja, de origen francés y ambos de 30 años, tenía que dejar la habitación 106 del hotel Playa Sol de Cadaqués pero no lo han hecho. Cuando personal del establecimiento ha ido a la habitación, los ha localizado muertos. Trabajadores del hotel avisaron a los servicios de emergencias hacia las dos de la tarde.

Hasta el lugar se desplazaron investigadores de la División de Investigación Criminal (DIC) de los Mossos en Girona y la comitiva judicial. Según fuentes del caso, los cuerpos de la pareja estaban sobre la cama y con heridas de arma de fuego. La mujer estaba tumbada, tapada, y el cadáver del hombre yacía por encima con la escopeta con los cañones recortados cerca del cuerpo.

Los investigadores mantienen todas las hipótesis abiertas pero la principal sería que el hombre ha disparado a la mujer y después se ha quitado la vida. No se descarta, sin embargo, que se trate de un doble suicidio. La policía científica ha recopilado pruebas y vestigios para determinar las circunstancias de la muerte de la pareja.

Los investigadores descartan la implicación de una tercera persona para que no hay ningún acceso forzado.

Fuentes cercanas al caso han indicado que la mujer tenía un aviso por desaparición por parte de las autoridades francesas a raíz de una denuncia interpuesta por su madre. La alerta informa que en caso de localizarla, intentaran devolverla a su lugar de origen y avisaba que podía hacerse daño a sí misma.

La funeraria ha traslado los cuerpos al Instituto de Medicina Legal de Girona donde se prevé que los forenses les hagan la autopsia viernes.

El juzgado de instrucción 8 de Figueres, en funciones de guardia, ha decretado secreto de sumario. En caso de que se confirme la hipótesis del suicidio acordado, la causa quedará archivada por extinción de la responsabilidad criminal.

Port de Tarragona