Denuncian la actuación «descontrolada» y «no justificada» de la Policía Nacional en los disturbios

La entidad iridio pide al Ministeri del Interior que detenga unas acciones que buscan "castigar y humillar"

Foto: Marina López

ACN Barcelona .- El centro para la defensa y derechos humanos Iridia ha denunciado la actuación «descontrolada» de los agentes de la Policía Nacional en los disturbios de Barcelona y otras ciudades catalanas. En su cuenta de Twitter iridio afirma que la policía actúa con la intención de «castigar y humillar» y pide que el Ministerio del Interior detenga estas prácticas. En algunos de los vídeos difundidos por la entidad se ven agentes de la Policía Nacional repartiendo porrazos a personas que están en la calle y que intentan explicar a los agentes, sin éxito, que no tienen relación con los actos vandálicos. En uno de estos vídeos los agentes golpean varias veces un hombre que no entiende la actuación y lanzan contra el suelo una chica con una estelada que se aún pidiendo explicaciones.
En otro vídeo, este grabado en la ciudad de Girona, varios agentes saltan de una furgoneta en la zona de debajo de las vías del tren y se abalanza encima de un hombre que no intenta huir. Los agentes se lo llevan a la fuerza mientras los acompañados del detenido intentan explicar a los policías que cometen un error y que el hombre estaba intentando apagar el fuego de un contenedor.

La alcaldesa de Girona, Marta Madrenas, también ha denunciado estos cargas «indiscriminados» que han sufrido «algunas personas ajenas a los hechos». A las diez de la mañana esta persona ya estaba en libertad, según ha piara la propia alcaldesa, que ha pedido «depurar responsabilidades» por estos hechos.

Iridia ha condenado estas actuaciones «vejatorias» que sólo «buscan asustar y que atentan contra la integridad moral de las personas», en referencia a otro caso similar en la calle Sicilia de Barcelona.
Esta entidad también se hace eco de la detención del fotoperiodista de El País Albert Garcia, que esta madrugada ha quedado en libertad. El fotógrafo llevaba el brazalete de prensa y los agentes de la Policía Nacional se lo llevaron esposado por la espalda.

La alcaldesa de Barcelona, ​​Ada Colau, ha denunciado esta actuación policial en su comparecencia ante los medios, este sábado.

Port de Tarragona