Dos detenidos en el desalojo de la acampada de Barcelona por parte de la Urbana, con cargas que han levantado protestas

ACN Barcelona .- La Guardia Urbana ha detenido a dos personas en el desalojo de la acampada de plaza Universidad, han confirmado a la ACN fuentes municipales. Están arrestados por atentado a la autoridad. El desalojo ha tenido lugar esta madrugada, hacia la 1, tras 20 días de acampada. Un fuerte dispositivo policial formado por una veintena de furgonetas del cuerpo de seguridad local ha irrumpido en la zona y ha comenzado a retirar todos los elementos que ocupaban el espacio público, ordenando a los acampados que se fueran. La Guardia Urbana ha protagonizado alguna carga contra los concentrados en los puntos donde se resistían más, pero finalmente se ha hecho marchar todos. El desalojo llega cuatro días después de que los Mossos identificaran las 117 personas que había en ese momento, y que en detuvieran una por una orden judicial pendiente.

La veintena de furgonetas de la Guardia Urbana han cortado la Gran Vía a la altura de la calle Aribau y los agentes han comenzado a desmontar el campamento, retirando el material que los cerraba el paso hasta las tiendas y posteriormente estas instalaciones. Algunos de los acampados han recriminado a los agentes que no les dejaran coger sus pertenencias.

Ha habido también algunas escenas de tensión acompañadas de cargas de los antidisturbios de la Guardia Urbana cuando algunos de los concentrados en la plaza Universidad han mostrado resistencia a cumplir las órdenes de marchar que les daban los agentes. En este escenario ha habido alguna identificación. En un cuarto de hora, pero, la plaza ha sido desalojada y los servicios de limpieza han comenzado a recoger todo lo que quedaba en la zona.

Protestas de Iridia

El centro Iridia ha denunciado que la Guardia Urbana hiciese cargas para desalojar la acampada de plaza Universidad esta noche, y que los agentes no fueran identificados. A través de Twitter, ha remarcado que las funciones de intervención en orden público se sacaron en el pasado mandato, pero sobre todo ha criticado que haya agentes de la unidad especial que no vayan correctamente identificados. El centro, con quien el Ayuntamiento colabora a menudo, también ha aprovechado para pedir que lleven identificación por delante y por detrás, de manera visible y clara. La Guardia Urbana ha desalojado a los acampados hacia la 1 de la madrugada.

20 días de protesta

Cabe recordar que la protesta que inicialmente comenzó como un rechazo a las condenas a los líderes independentistas fue ampliando los objetivos en los primeros días del asentamiento y cogió también un carácter de reivindicación social. Durante aquellas primeras jornadas la ciudadanía acogió con buenos ojos la iniciativa y los acampados recibieron numerosas colaboraciones en forma de comida, de mobiliario o incluso de dinero.

Posteriormente ha habido episodios que han oscurecido la protesta como la aparición de vallas y de un lavabo portátil que habían sido sustraídas de una obra cercana y, sobre todo, la denuncia de una de las participantes en la protesta de una presunta agresión sexual en una de las tiendas.

Port de Tarragona