Detenido en Barcelona por estafar medio millón de euros cobrando a aseguradoras falsos servicios hospitalarios en viajes por todo el mundo

Arxiu / Archivo

Los Mossos han detenido a un hombre, de 42 años y nacionalidad chilena, como presunto autor de una estafa de más de medio millón de euros, y por los delitos de blanqueo de capitales y falsificación documental. El hombre, considerado por los investigadores un ladrón de cuello blanco, habría cobrado multitud de falsos servicios médicos e ingresos hospitalarios a compañías de seguros con las que contrataba pólizas antes de iniciar un viaje. El detenido tenía una alta movilidad geográfica de carácter internacional y utilizaba diferentes identidades para no ser pillado por la policía.

Los mossos le detuvieron el pasado viernes 22 de noviembre como presunto autor de cinco delitos de estafa. Hasta ahora los investigadores calculan que habría estafado más de medio millón de euros pero no descartan que la estafa llegue a ser millonaria. La investigación se inició el pasado mes de agosto cuando una empresa de seguros denunció a la policía que el investigado había cobrado más de 60.000 euros por unas lesiones y posterior ingreso en un centro hospitalario a raíz de un viaje a Singapur. La reclamación resultó falsa ya que el hombre nunca había sido ingresado en un hospital.

En el caso investigado, el estafador contrató una póliza de seguros con cobertura médica internacional de 100.000 euros por un viaje a Singapur que no realizó nunca. El pago lo realizó con tarjeta bancaria y por teléfono. Cuando supuestamente se encontraba en el país asiático, se puso en contacto con la aseguradora para pedir asistencia médica en el lugar y la empresa le indicó a qué hospital debía dirigirse.

Pasados ​​unos días, aportó una factura por un importe de más de 60.000 euros a raíz de las lesiones que habría sufrido en el brazo y en la pierna que habrían requerido un ingreso hospitalario y una intervención quirúrgica. La compañía le abonó este importe, pero pasadas unas semanas el hombre reclamó aún más dinero que no constaban en la primera factura.

Esta última gestión hizo sospechar a la empresa que inició una investigación interna con la que concluyó que la reclamación era por unos servicios que no habían existido nunca y que no era la primera vez que habían abiertos expedientes a por activación de servicios médicos en el extranjero (Los Ángeles, París, Marsella, entre otros). Además se constató que el hombre había sido detenido y juzgado en Nueva York y en Malta por delitos de estafa.

Fruto de la investigación policial, los agentes constataron que el hombre actuaba por todo el mundo con hasta 22 identidades falsas y que en relación a los movimientos bancarios de las cuentas investigados se ha detectado una gran cantidad de movimientos y traspasos, así como un gran flujo económico y muchos pagos en países de la Unión Europea. Asimismo, se han podido constatar más de una decena de domiciliaciones bancarias mensuales con compañías de seguros nacionales e internacionales.

En el momento de la detención, los mossos tuvieron conocimiento de que el hombre, con una identidad falsa, estaba alojado en un lujoso hotel de Barcelona, ​​del que era cliente premium ya que se había alojado más de 100 veces en esta cadena hotelera . Con toda la información, los investigadores pidieron autorización al juez para hacer una entrada y registro judicial en la habitación del hotel. Este registro se hizo el mismo viernes, día 22 de noviembre, y en el interior de la habitación se encontraron indicios para esclarecer los hechos, tales como diversas identidades falsas, así como pruebas evidentes de que podría haber numerosas compañías de seguros afectadas españolas y extranjeras.

Los investigadores continúan trabajando con toda la documentación intervenida para esclarecer nuevas estafas que el hombre habría cometido con otras compañías aseguradoras utilizando el mismo modus operandi. De hecho, los agentes están contactando con los responsables de las principales aseguradoras del país que podrían haber sufrido una estafa de estas características.

El detenido, que tiene antecedentes por delitos de estafa y falsificación documental, ingresó en prisión, tras declarar ante el juez.

Port de Tarragona