Detenidos dos jóvenes por herir a tres vigilantes de seguridad de Renfe en Pineda de Mar

Uno de los vigilantes heridos en los hechos que se les imputan a los detenidos. / Renfe

ACN .- Los Mossos han detenido a dos jóvenes, uno de 19 años y el otro menor de edad, después de que este domingo tres vigilantes de seguridad de Renfe hayan resultados heridos en una pelea en la estación de Pineda de Mar (Barcelona) . Fuentes policiales han confirmado a la ACN que se les imputa un delito de lesiones y de lesiones con amenazas, respectivamente, además de uno por daños. Los hechos han tenido lugar diez minutos antes de las siete de la mañana, cuando un tren que viajaba de Blanes en Barcelona ha detenido a Pineda y dos grupos de personas que volvían de fiesta han tenido un enfrentamiento. Los vigilantes les han intentado separar y los jóvenes los han golpeado. Dos de los empleados de seguridad han tenido que ser trasladados al hospital. Renfe denunciará los agresores.
El portavoz de Renfe, Antonio Carmona, lamentó el episodio y ha explicado que «no es la primera vez que después de salir de fiesta un grupo de jóvenes protagoniza altercados de este tipo». Aunque en la estación de Pineda de Mar no se había detectado ningún incidente como este, Carmona ha recordado que sí hace años habían tenido lugar peleas en otros puntos de la red ferroviaria como Mataró o en Granollers.

En declaraciones a la ACN, Carmona ha asegurado que los hechos se han iniciado en la estación y que luego la pelea se ha trasladado al interior del convoy que hacía el trayecto de Blanes en Barcelona. «Los vigilantes han intentado separar los dos grupos pero los han agredido», comentó el portavoz de Renfe que ha dicho que dos de ellos han tenido que ser trasladados al hospital por los golpes que han recibido.

Uno de los empleados de seguridad ha necesitado cuatro puntos de sutura en una herida. Otro ha recibido el impacto de una piedra en un ojo. Y el otro tiene una contusión en un brazo.

Carmona ha asegurado que la empresa tiene previsto presentar la correspondiente denuncia ante los Mossos.

Port de Tarragona