Puigdemont pide a Llarena la retirada de la euroorden y que se aparte de la causa por falta de imparcialidad

La defensa presenta un escrito donde reclama al juez instructor que archive la causa y declare que no se le puede detener

Carles Puigdemont, el pasado 19 de diciembre. / Foto: Alan Ruiz Terol

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha registrado un escrito al Tribunal Supremo donde reclama al juez instructor de la causa del 1-O, Pablo Llarena, que aplique el criterio que recoge la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea ( TUE) sobre el líder de ERC, Oriol Junqueras, y le retire el orden estatal y la euroorden de detención. Lo ha hecho en respuesta a la petición del juez instructor a las partes para que se pronuncien sobre cómo debe actuar el Supremo tras la decisión de la justicia europea. En su escrito de 63 páginas, Puigdemont reclama también al juez Llarena que archive la causa contra él o que, en todo caso, se aparte de la instrucción porque no tiene «la más mínima apariencia de imparcialidad».

La defensa de Puigdemont reclama a Llarena que «deje sin efecto la orden nacional de búsqueda, captura e ingreso en prisión» así como «las órdenes europeas e internacional de detención emitidas» porque a su entender han sido dictadas «sin fundamento legal y sin la previa autorización del Parlamento Europeo «.

Según la defensa es así en la medida en que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) ha decretado que Oriol Junqueras -en un caso idéntico al de Puigdemont- adquirió la condición de eurodiputado en el momento en que fue elegido por los ciudadanos, y por tanto dispone también de la inmunidad que conlleva este cargo desde ese momento.

Puigdemont también pide a Llarena que deje sin efecto «cualquier otra medida cautelar» que subsista contra él, aunque fueran acordadas antes de la adquisición de su condición de diputado al Parlamento Europeo. Debe hacerlo, según la defensa del ex presidente, porque son «incompatibles con las inmunidades inherentes a esta condición».

Además, la defensa quiere que Llarena declare que no se pueden adoptar medidas privativas de libertad o restricción de movimientos, de modo que no se lo pueda detener, y que por tanto tampoco lo solicite a través de un suplicatorio al Parlamento Europeo. Por último, reclama que declare el archivo de la causa para que «los hechos por los que se persigue» Puigdemont «no son constitutivos de delito».

Port de Tarragona