Mossos y Vigilancia Aduanera incautan 11 toneladas de hachís y detienen a 23 narcos en una banda comandada desde Tortosa, Mataró y Valencia

CME/AT

Moisés Peñalver.- Mossos d’Esquadra y Vigilancia Aduanera han conseguido, en una operación conjunta, desarticular una importante organización criminal destinada al tráfico internacional de droga. La operación se llevó a cabo en diferentes fases, la primera en mayo de 2019, en agosto de 2020 y en las últimas semanas y llevó a la detención de 23 personas y la incautación de 11 toneladas de hachís que eran transportadas en veleros y otras embarcaciones.

Los dos cuerpos de seguridad pertenecientes a la Agencia Tributaria y a la Generalitat de Catalunya, informaron de que la banda tenía tres «cerebros» que estaban ubicados en la zona de Tortosa, en el Maresme y en Valencia. El Área de Investigación Criminal de Mossos en la capital del Baix Ebre ha tenido un importante papel en la investigación que ahora concluye.

Destacaron en rueda de prensa dos responsables de ambos cuerpos, lo insólito de la actuación de esta organización, capaces de hacer peligrosas travesías por el Mediterráneo incluso con temporal. Utilizaban cargueros, lanchas rápidas y veleros para trasladar droga desde y hacia Libia y Marruecos.

Se trata de la operación más importante que la policía catalana ha llevado a cabo en el mundo de la investigación del narcotráfico y un aprendizaje para próximas operaciones, ya que la manera de actuar de esta banda era singular y poco habitual. Tras controlar todo el Mediterráneo, especialmente el Mar de Alborán, los narcotraficantes negociaban con suramérica el envío de cocaína en los próximos meses, según se informó en rueda de prensa esta mañana.

Port de Tarragona