Una sentencia del Tribunal de Aragón autoriza una manifestación basándose en que sólo un estado de excepción puede suspender derechos

Hace referencia a la "cuestionable constitucionalidad" del artículo 7 del Real Decreto, que limita la libre circulación de los ciudadanos.

Palacio de Luna, en Zaragoza, sede del Tribunal Superior de Justicia de Aragón. / GM

Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón advierte de la cuestionable constitucionalidad del artículo 7 del Real Decreto del Estado de Alarma que hace referencia a la limitación de libre circulación de personas y hace referencia a que este derecho sólo puede suspenderse caso de que se acuerde un estado de excepción, según se desprende de una sentencia dictada el 29 de abril. El fallo del escrito legal da la razón a la Intersindical de Aragón, a quien la subdelegación del Gobierno le había prohibido el pasado 22 de abril la celebración de una manifestación el 1 de Mayo y que consistirá en una concentración de vehículos. Así, la sentencia de la sala contenciosa administrativa del TSJA, estima el recurso presentado por la Intersindical, en la que se pide la protección del derecho de reunión, y anula la decisión de la Subdelegación, revocando la prohibición. Precisa, no obstante, que deberá celebrarse en los términos y condiciones que se establecen en la sentencia en su punto sexto, que menciona que sólo podrán participar 60 ciudadanos, que acudirán con su vehículo particular, cubierto y con un sólo ocupante en cada uno de los turismos. No se permitirán motocicletas, ni bicicletas, para evitar la posibilidad de contagio.

Port de Tarragona