Quadis reabre sus concesionarios bajo un estricto protocolo de prevención contra contagios

Quadis, la mayor red de concesionarios y talleres oficiales de España, acaba de reabrir sus concesionarios y talleres de Cataluña y la Comunidad Valenciana. Para garantizar la seguridad de sus clientes y empleados y
continuar ofreciendo una gran experiencia de compra, la compañía ha elaborado un estricto protocolo de prevención y funcionamiento en un entorno COVID-19, con medidas de seguridad e higiene, con el objetivo de tener cero contagios en sus instalaciones. Entre las medidas más destacadas, figura la emisión de una declaración de responsabilidad en el momento de la entrega del vehículo conforme que éste se encuentra debidamente desinfectado. Asimismo, la compañía ha adquirido 300 máquinas de ozono, el desinfectante más eficiente contra microorganismos, que ha repartido entre todos sus centros para la desinfección en profundidad de las instalaciones y los vehículos.

Este protocolo, en el que QUADIS lleva trabajando desde la puesta en marcha del estado de alarma y que ya se ha distribuido entre los empleados, se empezó a aplicar antes de la reapertura de sus instalaciones. En concreto, a través de la limpieza y desinfección en profundidad de sus más de 106 de centros, que no solo se está llevando a cabo antes de la apertura diaria de las instalaciones, sino de forma continuada.

Además, la compañía ha formado a sus trabajadores para la protección de su salud y la de los clientes, y ha desarrollado un procedimiento específico para actuar en caso de que alguno de ellos presente los síntomas del Covid-19. Asimismo, para asegurar el cumplimiento del protocolo, cada concesión ha designado a un responsable en cada centro, quien se encarga de la correcta la aplicación de todas las medidas recogidas en el protocolo.

Protección para clientes en las instalaciones de venta y postventa
Las instalaciones de venta y postventa se están desinfectando periódicamente y después de atender a cada cliente, poniendo especial atención tanto al mobiliario -sillas, puertas, mesas o mostradores-, como a los coches que tengan contacto con clientes o empleados. En la zona de exposición, los automóviles cuentan además con un distintivo
visual para indicar que es seguro para el contacto con el cliente. Todos los vehículos que puedan estar expuestos al contacto con personas son tratados regularmente con ozono y se limpian con rigurosidad todas las zonas de contacto como el volante, las manetas, los asientos, los cinturones, la palanca de cambios, el salpicadero, los reposabrazos o los espejos, entre otros.

Cabe recordar que, durante la primera fase de la desescalada, los clientes solo pueden visitar los concesionarios y talleres con cita previa, que se realiza a través de las páginas web de cada concesión, que se han actualizado incluyendo el sistema de Quadis de Cita Previa Online, el único sistema del mercado con disponibilidad en tiempo real.

Las zonas de trabajo y de atención al cliente cuentan con mamparas de protección, y se ha desplegado cartelería informativa sobre las medidas de prevención básicas como el mantenimiento de la distancia física, el necesario uso del gel hidroalcohólico, que se ha puesto a disposición de cliente y empleados, o el lavado de manos.

Durante el proceso de compra, se han establecido una serie de medidas de obligatorio cumplimiento en la interacción con los clientes. Así, además del mantenimiento de dos metros de distancia entre el cliente y el trabajador, las pruebas de los vehículos se han limitado a una por cliente y solo pueden viajar la persona que lo está probando y el vendedor, que se situarán en la fila delantera y trasera respectivamente. En lo que respecta al proceso de entrega de un vehículo nuevo o de ocasión, éste se entregará con un proceso de higienización completo y su certificado correspondiente.

Asimismo, la red está potenciando sus canales de venta online, incorporando nuevas soluciones tecnológicas que facilitan el acompañamiento del cliente en el proceso de compra con herramientas como videoconferencias, presentación de vehículos en vídeo, el envío de facturas digitales o la realización de pagos a través de pasarelas de pago
totalmente seguras.

Por su parte, el servicio postventa también ha adoptado medidas para minimizar el contacto entre clientes y empleados. Los talleres ofrecen distintos métodos de entrega y recogida como la opción de realizarlas a domicilio, la modalidad “Drop&Go” que permite dejar las llaves en un deposito especial sin tener contacto con ningún empleado.

También está disponible el sistema “Drive Thru”, donde el cliente puede realizar la entrega sin abandonar el vehículo y recibir asistencia de forma telemática. Además de los procesos de recepción, se sigue utilizando el sistema Optimacheck, que permite, de manera fácil para el cliente, recibir toda la información de los trabajos a realizar en el vehículo, aprobar o rechazar presupuestos de averías, conocer el estado de reparación
del vehículo y la finalización de los trabajos y, por tanto, la disponibilidad de recogida del vehículo. A este sistema se le ha añadido el envío de factura digital y la realización de pagos a través de pasarelas de pago totalmente seguras.

Protección para empleados

Uno de los elementos clave en el protocolo de prevención desarrollado por Quadis es la seguridad de sus empleados. Para asegurar la correcta aplicación, la compañía ha distribuido y formado a sus trabajadores para así garantizar la protección tanto para empleados como para clientes.
Con el objetivo de minimizar el riesgo de contagio, al inicio y al final de la jornada laboral, se realiza un control de temperatura y se les proporciona mascarillas, guantes desechables y máscaras faciales. Además, para evitar aglomeraciones se han flexibilizado los turnos de trabajo con entradas y salidas escalonadas y se ha promovido el teletrabajo.

El protocolo también contempla los cambios en la relación con los proveedores, que han recibido una carta formal para informarles sobre las nuevas medidas de la compañía.

Se aplica un sistema de cita previa y solo pueden acceder a las instalaciones si es estrictamente necesario, usando equipos de protección individual. Todas las mercancías que entran o salen de los concesionarios son descontaminadas y fumigadas en zonas habilitadas para ello.

Mientas el protocolo de prevención esté en vigor, se continuará llevando a cabo una vigilancia y prevención acorde con las indicaciones de las Autoridades Sanitarias. En caso de que alguno de los empleados presente síntomas de Covid-19 se activará un procedimiento específico en el que se le aislará en su casa para evitar que entre en contacto con otras personas. Asimismo, se informará y asilará a las personas con las que haya mantenido un contacto estrecho. Finalmente, también se procederá a la
desinfección de las zonas de posible exposición.

Port de Tarragona