La compañía de alquiler de automóviles Hertz se declara en suspensión de pagos en EEUU y Canadá

La compañía Hertz, dedicada al alquiler de vehículos en todo el mundo, ha presentado una declaración de suspensión de pagos en Estados Unidos y Canadá un día después de que venciese el plazo que les concedieron sus acreedores sobre la restructuración de la deuda para evitar la bancarrota.

El impacto que ha tenido la pandemia y la paralización de la demanda de este tipo de servicios ha mermado sus ingresos, lo que le ha imposibilitado hacer frente a sus deudas.

La compañía ha precisado que la medida no afecta a otras zonas del mundo como Europa, Australia o Nueva Zelanda, donde también opera. Así, a excepción de Estados Unidos y Canadá, afirma la empresa, se seguirá trabajando con normalidad.

Port de Tarragona