La ciudad de Nueva York decreta por primera vez en la historia el toque de queda

Medio millar de manifestantes se han reunido frente al consulado de Estados Unidos en Barcelona y el mismo número de personas ha protestado en Salt, en Girona.

Los manifestantes prendieron fuego a una comisaría de policía en Minnesota.

Los neoyorquinos no podrán salir de casa a partir de las 11 de la noche, ya que los responsables municipales han decretado el toque de queda por primera vez en la historia en Nueva York. Asimismo, se ha decidido doblar la presencia policial en las calles, que pasará de los 4.000 policías de la noche del domingo a los 8.000 que pasearán por la Gran Manzana esta noche. Las protestas por la muerte de George Floyd a manos de un policia el lunes 25 de mayo, ha levantado violentas protestas.

Bill de Blasio y Andrew Cuomo, alcalde y gobernador del estado, precisaron que a las 5 de la madrugada se levantará el toque de queda, «para proteger con la violencia y los daños a la propiedad en toda la ciudad», escribieron en un comunicado.

Protestas en Barcelona y Salt

Unas 500 personas según el Ayuntamiento se han concentrado este lunes por la tarde frente al consulado de Estados Unidos de Barcelona para protestar contra la violencia racial de la policía estadounidense, después de que George Floyd, un ciudadano afroamericano de Minneapolis, a Minessota , muere asfixiado por un agente blanco en un suceso que ha desatado una ola de disturbios y violencia que ya hace seis días que dura. Los manifestantes han llegado al consulado desde varios lugares de la ciudad con pancartas que llevaban lemas como ‘No puedo respirar’, las últimas palabras que pronunció Floyd antes de morir después de que el agente estuviera ocho minutos reteniéndolo con la rodilla al cuello. Un fuerte dispositivo policial protegía el edificio de los manifestantes.
Hacia las nueve menos cuarto de la noche se ha desconvocado el acto en el paseo de la Reina Elisenda de Montcada y los manifestantes han marchado en dirección hacia la Avenida Diagonal.

Aparte de la manifestación de Barcelona, ​​ha habido concentraciones contra la muerte de Floyd a manos de la policía en otros lugares del territorio catalán.

En Salt (Gironès), por ejemplo, unas 500 personas, según datos policiales, se han manifestado contra «todas las agresiones racistas». La marcha ha comenzado a las seis de la tarde en la plaza Libertad y ha recorrido diferentes calles de la población. La manifestación se ha detenido ante el Ayuntamiento, donde los concentrados han leído un manifiesto, y ante la comisaría compartida de los Mossos y la Policía Local.

Los manifestantes llevaban carteles contra la brutalidad policial y el racismo institucional y, según vídeos que han difundido a través de las redes sociales, han llamado «no puedo respirar», en alusión a las palabras que pronunció George Floyd antes de morir a manos de la policía estadounidense.

Según fuentes policiales, ha habido lanzamientos de objetos y tres vehículos han sufrido daños, uno de ellos de los Mossos por el impacto de una piedra, un turismo y un autobús. La manifestación se ha desplazado desde Salt hasta Girona.

Port de Tarragona