Vídeo: Dimite la responsable de la Policía de Atlanta tras una nueva muerte de un afroamericano por disparos de un agente

Captura del vídeo publicado en redes por un testigo del suceso.

La jefa del cuerpo de Policía de Atlanta, Erika Shields, ha dimitido tras la muerte a tiros de un afroamericano en un aparcamiento de una hamburguesería a manos de un agente. Shields llevaba 20 años al frente de la seguridad de la ciudad.

La noche del pasado viernes, Rayshard Brooks, un joven negro de la ciudad levantó las protestas de algunos conductores tras quedarse dormido en un aparcamiento dentro de su vehículo obstaculizando el paso de los coches. Avisada una patrulla policial, realizaron una prueba de alcoholemia a Brooks, que resultó positiva. Según informó la Policía, el hombre se resistió a ser detenido e intentó que le disparasen con la pistola Taser, tomándola en sus manos, momento en que uno de los policías le disparó en tres ocasiones, cuando huía. Brooks murió en el hospital poco después.

El hecho ha generado protestas y algunos manifestantes han prendido fuego al restaurante donde se ha registrado el hecho. Se han llevado a cabo algunas detenciones, entre ellas la de dos estudiantes que grababan una detención durante las protestas por la muerte de George Floyd.

La familia del fallecido ofrece un relato de los hechos que nada tiene que ver con lo relatado por la Policía. El abogado que representa a la familia ha declarado que no se le realizó ninguna prueba de alcoholemia y señala que una pistola eléctrica Táser no es un arma letal i, por tanto, no había peligro para la vida de ninguno de los agentes y por ese motivo no se justifican los disparos que causaron la muerte de Brooks.

Port de Tarragona