El magistrat Carlos Ramos resol l’obertura de Judici Oral a la MH Presidenta Laura Borràs

La presidenta de Junts, Laura Borràs, fa un discurs durant la clausura del segon congrés del partit. / Carola López

El magistrat Carlos Ramos ha emès amb data d’avui, 26 de juliol, una resolució que dicta l’obertura de Judici Oral a la MH presidenta del Parlament Laura Borràs i altres dues persones, com a presumptes autors dels delictes de prevaricació i falsedat documental, un cop rebut l’escrit d’acusació del Ministeri Fiscal en relació a fets ocorreguts, suposadament, quan la sra. Borràs era directora de la Institució de les Lletres Catalanes, informa el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya.

Un cop dictada aquesta resolució el següent tràmit és donar trasllat a les defenses per tal que presentin els seus escrits i, un cop rebuda tota la documentació, es fixarà la data del judici.

El magistrat recull en la seva resolució que : “Procede, por tanto, disponer la apertura del juicio oral, en el bien entendido que el relato de hechos que se transcribirá a continuación, procedente del escrito de acusación del Ministerio Fiscal, se funda por el momento exclusivamente en indicios, de manera que no puede comprometer todavía la presunción de inocencia de los acusados, ya que cuanto en él se dice deberá ser objeto de prueba en su día en la vista del juicio oral ante el tribunal de enjuiciamiento, por lo que esta resolución no puede contener ni contiene ninguna declaración de culpabilidad de dichos acusados”.

Tal i com afegeix el magistrat en la seva resolució: “el auto de apertura de juicio oral no constituye un acto de mera ordenación formal del proceso. Su finalidad es valorar la consistencia de la acusación con el fin de impedir imputaciones infundadas, en el bien entendido que, llegados a este punto, el Juez —hasta entonces— Instructor, desde la posición de imparcialidad que está obligado a ocupar en este momento para emitir dicho juicio, no puede imponer a las partes acusadoras el relato de los hechos que consideró punibles en el auto de conclusión de las diligencias previas y de transformación del procedimiento, ni puede tampoco sustituir o completar el que las acusaciones decidan asumir, puesto que el que estas propongan es el único que puede ser objeto de consideración para resolver sobre la apertura del juicio oral (art. 783.1 LECrim) y también el único que deberá ser tenido en cuenta en el juicio oral por el tribunal competente (art. 786.2 LECrim).”

També recull l’escrit del magistrat que “… a la vista del escrito de acusación formalizado por el Ministerio Fiscal, se comprueba que existe una identidad esencial del relato fáctico que incorpora dicha acusación con los hechos que constituyen el objeto del presente procedimiento, tal como fueron descritos en el auto de 27 junio 2022 de transformación del procedimiento, y se comprueba asimismo que existe una razonabilidad y consistencia de los planteamientos acusatorios, que responden a los indicios acopiados durante la instrucción tal como fueron analizados en los razonamientos plasmados en el mencionado auto de 27 junio 2022, que se dan aquí por reproducidos».

I afegeix: «Es cierto que existe una diferencia entre el escrito de acusación el Fiscal y el auto de conclusión de la instrucción y de transformación del procedimiento en cuanto a la calificación jurídico penal de las conductas. Pero esta diferencia técnica es irrelevante a los efectos que interesan aquí, puesto que se trata de la supresión de dos de los cuatro tipos penales que fueron considerados en su día por el Instructor, manteniéndose los otros dos sin realizar ningún cambio en cuanto a los hechos ni en cuanto a los sujetos —salvo por lo que se refiere a uno de los investigados, para el que se solicita el sobreseimiento provisional—, lo cual entra dentro de las facultades que nuestra ley procesal penal reconoce al Ministerio Fiscal en esta fase del procedimiento”.

Port de Tarragona