El Supremo absuelve a un policía de Premià porque no disponía de defensa mientras era investigado por la Fiscalía

Un policía local pone una multa de aparcamiento./ Miranda de Ebro./ Avelino Gómez.

El Tribunal Supremo ha rechazado el recurso de la Fiscalía contra la absolución de un policía local de Premià de Mar, al que acusaban de falsear multas. El órgano judicial considera que ha sido correcto no condenar al agente, ya que la acusación estaba basada en una investigación del fiscal jefe de Mataró y considera que las investigaciones de una Fiscalía no pueden generar actos de prueba. «Esta limitación funcional no puede ser utilizada como excusa para prescindir de la asistencia letrada (…) ni diluyera los principios de contradicción y proporcionalidad». La Audiencia Provincial de Barcelona juzgó el caso por la presunta comisión de un delito continuado de falsedad en documento público en relación a cuatro multas de tráfico que sancionaban a dos conductores por no llevar el cinturón de seguridad y para utilizar el móvil mientras conducía .

La ausencia de abogado defensor del policía cuando se llevaba a cabo las investigaciones impiden un dictamen de los expertos, ya que no puede considerarse prueba susceptible de ser incluida en el material que debía valorar la Audiencia, señala el Tribunal Supremo.

Port de Tarragona