Investigación ‘de película’ por todo el mundo hasta encontrar en Lisboa al autor de un tiroteo a un furgón blindado de Prosegur en Barcelona

El arresto fue parte de internacional Lanzas del grupo malicioso ' y habían robado un arma en una casa de l ' Anoia con el que dispararon a los guardias de seguridad

Finalmente, un año y medio después del asalto a un furgón blindado de la empresa Prosegur en el centro de Barcelona, ​​en julio de 2015, ha caído uno de los autores, al que se le ha seguido la pista por todo el mundo durante este tiempo. El caso tiene de todo: tiroteo, prisiones, viajes de Estados Unidos en Europa, un grupo de delincuencia organizada y la efectividad de la identificación de restos biológicos del autor. Los hechos que iniciaron la persecución del ahora arrestado, un chileno con residencia en Ecuador, se produjeron en la calle Concilio de Trento de la capital catalana cuando un grupo de delincuentes amenazaron con armas a los vigilantes de seguridad que custodiaban el furgón de capitales. Se produjo un espectacular intercambio de disparos, al más puro estilo de película, en el que ganaron los de la seguridad privada, ya que los ladrones huyeron. Uno de ellos resultó herido y los restos de su sangre pudo ser analizada. Pero, sin comparación no existe identificación, así que hasta que la policía danesa no identificó este ADN como proveniente de un hombre al que habían extraditado.

Se supo que quien perseguían los Mossos por todo el mundo era componente de una red delictiva denominada «Lanzas Internacionales» formada por súbditos chilenos que se movían por todo el mundo, multirreincidentes y polivalentes, que estaban especializados en hurtos, robos con fuerza en domicilios, robos de vehículos, atracos a joyerías y furgones blindados. Los agentes de la Unidad de Atracos de la Policía catalana supieron también que había actuado en Suiza, que había sido encarcelado en Chile, que lo habían detenido en Bélgica (con identidad falsa) y que vivía en Ecuador, aunque que se movía mucho por los Estados Unidos. Así que su localización era una tarea muy complicada … hasta que el pasado 11 de enero los investigadores lograron ubicar al fugitivo en un vuelo de Londres a Estados Unidos que tenía que hacer una escala en Lisboa. Los Mossos pidieron al Juzgado número 5 de Barcelona una orden de detención y extradición desde Portugal, donde fue detenido y donde permanece a la espera de ser trasladado a la Audiencia Nacional de Madrid.

Port de Tarragona