La Guardia Civil de Tarragona desarticula una red de tráfico de hachís procedente del norte de África

Detuvieron a 11 personas y se incautaron de una tonelada de hachís y medio kilo de cocaína. Desembarcaban en la Ametlla de Mar, en el Bajo Ebro

La Guardia Civil de Tarragona ha detenido a 11 personas y ha decomisado una tonelada de hachís, medio kilogramos de cocaína y 73 envases con 2.200 litros de gasolina, en la desarticulación de una organización criminal dedicada al tráfico de hachís por vía marítima y terrestre desde el norte de África a las costas españolas. La investigación comenzó hace meses, en la operación denominada «Aliga» cuando los agentes de la Benemérita, mediante el sistema de vigilancia exterior (SIVE) detectaron una embarcación en las aguas próximas a la Ametlla de Mar. El dispositivo de vigilancia los siguió hasta la playa, donde se encontró un vehículo con las puertas abiertas, una embarcación neumática, varios paquetes empaquetados y un grupo de personas que estaban llevando a cabo tareas de descarga de la mercancía que transportaba el embarcación. Tras darse cuenta de la presencia de la Guardia Civil, los presuntos autores emprendieron la huida a nado aprovechando la oscuridad de la noche para subir a la embarcación, abandonando los fardos y el vehículo. Fruto de esta actuación se intervinieron 716 kilogramos de hachís.

Como consecuencia de esta actuación, la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Tarragona, estableció una línea de investigación a fin de localizar los integrantes de la organización que pretendían aliviar la partida de hachís interceptada. Paralelamente, en diciembre del año pasado, cuando la Guardia Civil procedió a dar el alto a un vehículo que circulaba por la autovía A-7, este topó con el vehículo oficial, causando un grave riesgo para los usuarios de la vía. Por tal motivo, los agentes procedieron a detener a los ocupantes por un delito contra la seguridad vial y atentado a los agentes de la autoridad ya inspeccionar el interior del vehículo, localizando y su interior un total de 318 kilos de hachís .

Continuando con las investigaciones, los agentes pudieron constatar que se trataba de una organización que estaba realizando habitualmente transportes regulares de hachís desde el norte de África a las costas españolas, mediante partidas en el litoral y por vía terrestre. Asimismo, la red contaba con un grupo activo de colaboradores que se encargaban de recibir los envíos, así como de la custodia de las partidas de droga a guarderías. Por tal motivo, los agente establecieron un operativo a fin de desarticular toda la organización criminal, practicando un total de 9 detenciones (7 de ellos de nacionalidad marroquí y 2 española), en diferentes poblaciones de la provincia de Barcelona y 5 registros en inmuebles de las localidades de San Vicente dels Horts, Sant Pere de Ribes, Viladecans y Sant Celoni. La operación ha sido llevada a cabo por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) de la Guardia Civil en Tarragona.

Puerto de Tarragona