Una detención en Salou y embargos de varias propiedades en la provincia en una macrooperación contra el blanqueo del narcotráfico en Cataluña

La organización criminal había creado un entramado empresarial que habría blanqueado 2.750.000 € procedentes de la droga

Agentes del Área Central de Delitos Económicos de los Mossos detuvieron el pasado 21 marzo, tres personas -dos de nacionalidad española de 52 y 68 años, respectivamente, y una de nacionalidad rusa de 43 años, por un delito de blanqueo de capitales y identificaron nueve personas como investigadas. Uno de los arrestos se realizó en la localidad de Salou, en la provincia de Tarragona, donde se han embargado varias propiedades, según informó el cuerpo policial. La investigación comenzó a principios del año 2016, a raíz de la detención de un importante narcotraficante de origen venezolano cuando trataba de introducir 300 kilogramos de cocaína en Cataluña y se encontraba en posesión de más de 2 millones de euros en metálico. En ese momento, los agentes especialistas en blanqueo de capitales iniciaron una investigación económica sobre las conexiones empresariales de más de cincuenta sociedades y doce personas residentes en Cataluña.

Los modus operandi para blanquear el dinero eran diversos. Se detectaron adquisiciones de inmuebles abonados total o parcialmente en metálico, donaciones, préstamos personales y empresariales, operaciones comerciales o transferencias internacionales con entidades bancarias de paraísos fiscales, entre otros. El líder de la organización se apoyó en un grupo de empresarios que operaba en Cataluña principalmente mediante múltiples testaferros, de tal forma que se creó una trama empresarial a través de la cual controlaba una gran cantidad de dinero con origen desconocido los que los justificaba con actividades comerciales y empresariales ficticias.

Curiosamente, la operación más ambiciosa y que querían instaurar como un negocio fijo por el que hacer pasar todas las ganancias del narcotráfico fue la constitución de una sociedad dedicada al sector de la cosmética con establecimientos y almacenes en toda España y Sudamérica . Todo justo en ese momento, fue cuando empezaron a hacer uso de diferentes sociedades pantalla y testaferros detrás de los que simulaban multitud de operaciones empresariales. Gracias a estas empresas, los detenidos, podían transferir dinero de España hacia Sudamérica simulando una actividad comercial falsa. Otra operación que realizó fue la adquisición -con dinero procedente de la venta de la droga- de un gimnasio VIP ubicado en el centro del Eixample de Barcelona, ​​a través de terceras sociedades controladas por testaferros. La inyección de capital procedente de la droga se invertía en este gimnasio y los beneficios del mismo se revertía en el patrimonio de los detenidos totalmente blanqueados.

Gracias a la investigación del entramado societario, identificado en Cataluña y constituido con dinero procedente del tráfico de drogas a gran escala, se descubrió otro entramado empresarial ubicado en varios paraísos fiscales, entre los que destaca el de Delaware (Estados Unidos) . El análisis e investigación económica ha descubierto la existencia de movimientos de dólares y euros entre España y los Estados Unidos por parte de los principales investigados y detenidos en esta operación. El dispositivo policial se realizó en coordinación con el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 18 de Barcelona, ​​y afectó a las localidades de Castelldefels, Salou y Gavà en cuanto a las detenciones, y las provincias de Madrid, Sevilla, Almería, Tarragona y Cantabria con respecto al embargo de diez propiedades. Los detenidos pasaron a disposición judicial y el juez decretó su libertad con cargos con la obligación de comparecer periódicamente en el juzgado.

Port de Tarragona