Un policía local de Vilassar de Mar, condenado por golpear a dos jóvenes

La Audiencia Provincial de Barcelona ha condenado a un agente de la Policía Local de Vilassar de Mar por haber golpeado a dos jóvenes que protestaban por una sanción, según una sentencia hecha pública ayer. El policía deberá pagar una multa de 1.260 euros e indemnizaciones a los perjudicados por un importe total de 3.400 euros. Los hechos que se han juzgado se produjeron el 27 de agosto de 2015, durante la Fiesta Mayor de esa población del Maresme. Según el escrito legal, el agente se acercó a tres jóvenes que consumían sustancias estupefacientes en la vía pública y les identificó. Cuando uno de ellos criticó el importe de la sanción, el procesado le propinó tres puñetazos en la cara, uno en la nariz, otro en la zona malar y otro en la ceja. Cuando el segundo joven se acercó a ayudar a su amigo, también recibió un golpe en la cara.

Como consecuencia de estos hechos, el primer joven tardó 45 días en curar, 15 de ellos impeditivos para sus funciones habituales, quedándole como secuelas un perjuicio estético de grado ligero, con desviación nasal y alteración residual en la respiración por la deformidad ósea. Marc Alberti sufrió una contusión labial que requirió para su sanidad de primera asistencia facultativa, tardando 7 días en curar.

Port de Tarragona