Detenido el cajero de un supermercado de Gracia por comprar por internet utilizando los datos de las tarjetas de los clientes

También se ha detenido a una mujer que participaba en la trama. Estafaron a ocho personas de edad avanzada e hicieron 41 compras fraudulentas.

Los Mossos de la comisaría de Gracia, en Barcelona, han puesto a disposición judicial al cajero de un supermercado, y a una mujer, por un delito continuado de estafa para comprar por Internet utilizando los datos bancarios de personas mayores. Los detenidos, de 41 y 35 años, son de nacionalidad ecuatoriana y española y tienen su domicilio en Barcelona.

Los Mossos tuvieron conocimiento de varias estafas bancarias a personas mayores con el mismo modus operandi. A partir de la tarea de análisis de las denuncias e investigación de los hechos se concluyó que se habían realizado compras fraudulentas por Internet a partir de los datos bancarios y personales de las víctimas. Los estafadores compraban productos electrónicos, ropa, zapatos y complementos.

Gracias a las gestiones que hicieron los investigadores pudieron determinar el punto de confluencia de todas las víctimas: un supermercado donde iban a comprar y donde trabajaba uno de los autores de los hechos.

El modus operandi de los estafadores era siempre el mismo: el hombre se fijaba en las personas de edad avanzada que pagaban la compra con tarjeta bancaria y, aprovechando la vulnerabilidad de las víctimas, copiaba los datos sin que se dieran cuenta.

Una vez en casa, los autores de los hechos compraban productos por internet con los datos de las tarjetas previamente copiadas. La información que facilitaban el comercio electrónico eran los datos personales de las víctimas y por este motivo crearon direcciones de correo electrónico con los nombres de los estafados. Los números de teléfono que aportaban y la dirección para recibir los objetos comprados eran los de los estafadores.

Una vez detenidos, los mozos hicieron una entrada y registro en el domicilio de los autores de los hechos y recuperaron 41 objetos comprados de manera fraudulenta y también interceptaron un paquete proveniente de otra adquisición ilegal. Entre los objetos recuperados obtuvieron información de posibles nuevas víctimas.

Como resultado de la investigación los agentes han localizado ocho víctimas, todas ellas de edad avanzada, y el dinero estafado asciende a 6.032 euros. Aunque no se descarta que haya más víctimas y que el total estafado sea muy superior. La investigación no se da por cerrada a la espera de nuevos datos.

Las personas detenidas pasaron a disposición judicial y el juez decretó libertad con cargos y retirada del pasaporte para los dos para que no puedan abandonar el país.

Port de Tarragona