Ingresa en prisión por herir a un hombre en el cuello con una cuchilla de afeitar en el interior de un cajero en Nou Barris

Los Mossos han detenido a un hombre por su presunta relación con una agresión a un hombre que se disponía a acostarse en el interior de un cajero ubicado en el distrito de Nou Barris. La detención se realizó después de que el agresor se presentara en dependencias policiales de la Guardia Urbana y explicara que había agredido gravemente a un hombre con un objeto cortante. Los hechos tuvieron lugar el pasado jueves cuando la víctima que dormía en el interior de un cajero pidió ayuda a los clientes de un bar del distrito para que la acababan de herir en el cuello. Una vez llegaron las dotaciones de Mossos d'Esquadra y el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) se pudo averiguar que la víctima, trasladada de urgencia a un centro hospitalario con un importante corte en el cuello y la oreja, había sufrido agresión por parte de otro hombre. Según su declaración, una persona había entrado en el interior del cajero donde él iba a dormir y sin motivo aparente el agresor le produjo un corte en la parte frontal del cuello con una cuchilla de afeitar. La víctima también pudo aportar una descripción de su agresor con quien no mantenía ningún tipo de relación. Una vez detenido, la Unidad de Investigación de Nou Barris de Mossos se hizo cargo de las diligencias e identificó el cajero donde se produjo la agresión. Con las imágenes de las grabaciones de seguridad del cajero se pudo comprobar que los hechos se produjeron sin que se observara ningún tipo de discusión ni pelea anterior. De hecho, el detenido antes de agredir a la víctima estuvo vigilando para no ser descubierto por ningún peatón. El arrestado, de nacionalidad rumana y de 25 años de edad, tiene varios antecedentes por delitos contra el patrimonio y estaría relacionado también con varias peleas donde habría utilizado un arma blanca para agredir a otras personas. Pasó a disposición del Juzgado de Instrucción 16 de Barcelona en funciones de Guardia, quien decretó su ingreso en prisión. La investigación ha permitido determinar que los hechos no estarían motivados por motivos de odio o discriminación y que el agresor habría herido a la víctima sin una motivación clara. Los hechos no estarían motivados por motivos de odio o discriminación y que el agresor habría herido a la víctima sin una motivación clara.

Los Mossos han detenido a un hombre por su presunta relación con una agresión a un hombre que se disponía a acostarse en el interior de un cajero ubicado en el distrito de Nou Barris. La detención se realizó después de que el agresor se presentara en dependencias policiales de la Guardia Urbana y explicara que había agredido gravemente a un hombre con un objeto cortante.

Los hechos tuvieron lugar el pasado jueves cuando la víctima que dormía en el interior de un cajero pidió ayuda a los clientes de un bar del distrito para que la acababan de herir en el cuello. Una vez llegaron las dotaciones de Mossos d’Esquadra y el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) se pudo averiguar que la víctima, trasladada de urgencia a un centro hospitalario con un importante corte en el cuello y la oreja, había sufrido agresión por parte de otro hombre.

Según su declaración, una persona había entrado en el interior del cajero donde él iba a dormir y sin motivo aparente el agresor le produjo un corte en la parte frontal del cuello con una cuchilla de afeitar. La víctima también pudo aportar una descripción de su agresor con quien no mantenía ningún tipo de relación.

Una vez detenido, la Unidad de Investigación de Nou Barris de Mossos se hizo cargo de las diligencias e identificó el cajero donde se produjo la agresión. Con las imágenes de las grabaciones de seguridad del cajero se pudo comprobar que los hechos se produjeron sin que se observara ningún tipo de discusión ni pelea anterior. De hecho, el detenido antes de agredir a la víctima estuvo vigilando para no ser descubierto por ningún peatón.

El arrestado, de nacionalidad rumana y de 25 años de edad, tiene varios antecedentes por delitos contra el patrimonio y estaría relacionado también con varias peleas donde habría utilizado un arma blanca para agredir a otras personas. Pasó a disposición del Juzgado de Instrucción 16 de Barcelona en funciones de Guardia, quien decretó su ingreso en prisión. La investigación ha permitido determinar que los hechos no estarían motivados por motivos de odio o discriminación y que el agresor habría herido a la víctima sin una motivación clara. Los hechos no estarían motivados por motivos de odio o discriminación y que el agresor habría herido a la víctima sin una motivación clara.

Puerto de Tarragona