Un agente de Mossos disparó contra tres delincuentes para evitar que atropellasen a un compañero en un control de la AP-7, en Reus

Los tres individuos salieron del vehículo, continuando la huida a pie y aún no han sido localizados.

Los Mossos d’Esquadra buscan a tres individuos que ayer, martes, intentaron atropellar a un agente en un control que se había instalado en la salida de Reus de la AP-7 precisamente para interceptarlos. Los individuos eran buscados por haberse dado a la fuga después de que una patrulla de la Unitat Operativa dels Mossos d’Esquadra intentase que se detuviesen a la altura de Torredembarra. El  vehículo levantó las sospechas de los policías a su paso por área de servicio de Banyeres del Penedès, unos 44 kilómetros en dirección Barcelona. Al parecer, identificaron el vehículo como el utilizado en diversos robos, y decidieron seguirles. Al ver las señales luminosas y sonoras el conductor del turismo decidió distanciarse acelerando repentinamente.

Los Mossos alertaron del suceso y se bloquearon mediante controles todas las salidas de la autopista en dirección a Tarragona. Los delincuentes decidieron tomar la salida de Reus, donde ya se había instalado uno de los controles. La retención de vehículos provocada por la inspección de los agentes provocó que el conductor huido decidiese ir avanzando por el arcén, llegando a arrancar la barrera del peaje. Al acercarse al control aceleraron e intentaron embestir a uno de los agentes en el control. Su compañero, al ver la situación de riesgo extrajo su arma y realizó varios disparos, primero intimidatorio al aire y posteriormente a las ruedas. Al verse acorralados y oír los disparos, los tres individuos salieron del vehículo y huyeron a pie hacia la zona de La Boella, cercana a la salida de la autopista.

La Policía catalana continúa las investigaciones para dar con los tres delincuentes, que aún no han sido localizados, pese al importante despliegue policial que se activó en su búsqueda.

Port de Tarragona