Desarticulan un grupo criminal albanés altamente especializado en robos en viviendas que había entrado en 30 domicilios de Barcelona

Los Mossos d’Esquadra han desarticulado un grupo criminal formado por varias baterías de personas dedicado a los robos con fuerza en interior de domicilio y al robo y hurto de uso de vehículo para cometer estos hechos. Las ocho personas detenidas, todas ellas de nacionalidad albanesa, habrían cometido al menos una treintena de robos desde el pasado mes de octubre en Barcelona y en su área metropolitana. En la mayoría de los casos los presuntos autores buscaban casas ubicadas en urbanizaciones apartadas del núcleo urbano. Sus objetivos principales eran dinero en efectivo y joyas y antes de asaltar los inmuebles realizaban tareas de vigilancia de los mismos y tomaban muchas precauciones para no ser detectados por la policía.

Para cometer los robos sustraían vehículos o utilizaban otros a nombre de terceras personas que utilizaban para acercarse a las casas que pretendían asaltar. Si lo creían conveniente estacionaban el vehículo en una zona boscosa y luego caminaban durante horas por zonas boscosas o campo a través hasta llegar al objetivo señalado. En otros casos, el desplazamiento desde la ciudad de Barcelona hasta los inmuebles que pretendían asaltar lo hacían en metro o tren para no levantar sospechas. Una vez con el botín guardado en mochilas, deshacían el camino de la misma manera.

Los arrestados trabajaban de forma organizada en grupos de dos, tres o cuatro personas, y se dedicaban a contactar con compatriotas suyos que llegaban a Cataluña para que delinquíssim con ellos de forma coordinada. La manera de captarlos era ofreciéndoles alojamiento y vehículos para cometer los robos a cambio de que luego se repartieran el botín conseguido.

En el transcurso de la investigación se ha podido acreditar que los diferentes grupos de trabajo delictivo trabajan en forma de red delictiva, por lo que se intercambian individuos para trabajar, vehículos e información para realizar los robos.

El alto nivel de especialización de los ladrones comportaba que tomaran muchas precauciones para no ser detectados y que lograran acceder y marchar de los inmuebles de forma muy rápida. La investigación policial ha permitido corroborar que su actividad delictiva no se limitaba al territorio catalán y que habían cometido robos siguiendo el mismo modus operandi en otros países europeos. Se da la circunstancia de que uno de los miembros identificado del grupo ya fue arrestado, e ingresó en prisión, el pasado mes de enero tras cometer un robo violento en un inmueble de la localidad de Alella.

Port de Tarragona