El caso de la muerte del mantero en Montjuic en 2014 se archiva como un accidente

El vendedor ambulante, que era originario de Utrillas, en Teruel, cayó por un barranco de Montjuic.

El caso de la muerte de un mantero de Teruel en Montjuic, en agosto de 2014, no volverá a ser juzgado, ya que la titular del juzgado número 31 de Barcelona no encuentra nuevos elementos que comporten una modificación de la causa, que fue considerada un accidente. El caso se reabrió a raíz del asesinato de un guardia urbano de Barcelona, que fue hallado sin vida en el maletero de su coche junto al pantano de Foix. Rosa Peral y Albert López son dos agentes de la Guardia Urbana, que se encuentran en prisión acusados de esa muerte. La Fiscalía ha solicitado que se archive, ya que no se ha encontrado un motivo que llevase a los detenidos a haber causado la muerte intencionada del hombre, que cayó por un barranco durante una actuación policial.