Seis detenidos en Reus y Vila-seca por vender material para cultivar marihuana y luego comprar la droga para exportarla

Los Mossos d’Esquadra detuvieron el pasado 28 de agosto en Reus y Vila-seca cuatro hombres y dos mujeres, de entre 20 y 49 años, tres de nacionalidad holandesa, dos de polaca y uno de irlandesa, como presuntos autoras de un delito contra la salud pública, blanqueo de capitales y pertenencia a grupo criminal. La investigación se inició en marzo de 2017 cuando los mozos localizaron tres kilogramos de cogollos de marihuana y material para su cultivo en un piso de Castellvell del Camp raíz de un incidente en el que se vieron involucrados dos de los detenidos, un matrimonio holandés propietarios de un Grow Shop en Vilaseca.

Ante los indicios recogidos, la policía sospechaba que el matrimonio se dedicaba a la venta de material para el cultivo de plantas de marihuana y luego contactaba con algunos de sus clientes, que las cultivaban en casa, para comprarlos las plantas. De esta manera evitaban asumir el proceso de crecimiento.

Los detenidos, miembros de un clan familiar y dos trabajadores, entregaban cuantías de entre 2.500 y 3.000 euros a los clientes que les suministraban las plantas de marihuana. A continuación, las almacenaban en una nave anexa al Grow Shop hasta que las distribuían en Holanda, país de origen del matrimonio.

La fase final de la investigación se desencadenó el 28 de agosto en un control policial en Reus donde fueron detenidos uno de los hijos del matrimonio y su mujer. En el registro al vehículo se les decomisaron nueve kilogramos de marihuana envasada al vacío.

Inmediatamente, los mozos se desplazaron a la nave de Vilaseca donde detuvieron a los cuatro restantes integrantes del grupo justo cuando salían del Grow Shop con 9.000 euros en efectivo.

El 29 de agosto de este año, el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Tarragona ordenó una entrada y registro en las dos naves de Vila-seca y, en el registro, se localizaron bolsas con restos de marihuana por su empaque, diferente material informático y documentación diversa.

Al día siguiente, a instancias del Juzgado en funciones de guardia de Tarragona, se procedió a la entrada y registro de dos de los domicilios de los detenidos, concretamente, en Alcover y en Reus (Tarragona).

En el primero de los registros se decomisaron 9 cogollos de marihuana con bolsas, 117 plantas de marihuana en una habitación, un arma de fuego detonadora, dos defensas extensibles, una defensa eléctrica, diversas joyas, material para el cultivo de marihuana y una máquina para contar dinero.

En el segundo de los registros se intervinieron 17.000 euros en efectivo escondidos en una falsa columna, material informático y documentación diversa.

En el operativo policial también se han decomisado cinco vehículos pertenecientes a los integrantes del grupo criminal.

Los detenidos pasaron al Juzgado en funciones de guardia de Tarragona el 31 de agosto y el juez decretó su libertad con cargos.

La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Port de Tarragona