Un grupo de vecinos irrumpe en la casa del presunto autor del tiroteo mortal de Baró de Viver y provocan un incendio

Foto: Laura Barroso

Un grupo de unas 300 personas se han concentrado ante la casa del que consideran autor de los disparos que acabaron con la vida de un hombre, la noche de ayer en la plaza del Baró de Viver de Barcelona, en señal de rechazo por este hecho. Algunos de los que se concentraban han entrado en el domicilio y han provocado un incendio. Los Mossos barajan ya un sospechoso del tiroteo, aunque no se ha comunicado oficialmente ninguna detención. Al parecer, el presunto autor de los disparos y la víctima habrían tenido una relación tormentosa durante los últimos años, en los que se profirieron amenazas.

Los Mossos d’Esquadra reforzaron ayer la seguridad del barrio de Sant Andreu, como hicieron hace unos veinte días en Nou Barris, después de que se registrara un tiroteo con cuatro heridos, que podría tener relación con este caso.

Un hombre muere tiroteado en plena calle del barrio de Sant Andreu de Barcelona cuando salía de comprar en una tienda

 

Port de Tarragona