El abad de Montserrat pide perdón a las víctimas de los abusos sexuales

Josep Maria Soler se solidaritza amb "el seu dolor" posa a disposició dels denunciants "el suport de la comunitat"

El Padre Abad, Josep Maria Soler, durante la homilía de este domingo. / Foto: Gemma Aleman

ACN Monistrol de Montserrat .- El padre abad de Montserrat, Josep Maria Soler, ha pedido perdón a las víctimas de los abusos sexuales presuntamente cometidos por el padre Andrés Soler. En su homilía de este domingo, el abad pidió “humildemente perdón a las víctimas”. “Nos solidarizamos con su dolor y ofrecemos el apoyo de la comunidad”, dijo, reconociendo que los hechos que están saliendo a la luz “han impresionado a todo el mundo”. Según Soler, sucesos como este “nos duelen profundamente porque hieren y traicionan la confianza” en la iglesia.
El abad lamentó ante los feligreses que estos casos que están viendo la luz “han impresionado” en la misma comunidad religiosa. “Ante estos hechos mis hermanos y yo pedimos humildemente perdón a las víctimas y nos solidarizamos con su dolor”, ha reconocido, insistiendo en que “sabemos lo que cuesta cicatrizar las heridas”.

Según el máximo responsable religioso de Montserrat los abusos “hay que afrontarlos con decisión” y seguir las directrices marcadas por el Vaticano “a pesar de las dificultades”. “Reconocer la verdad siempre nos hace libres”, ha dicho.

Perdón a la comunidad

Aparte de las víctimas, el Abad también ha querido pedir perdón a los feligreses por “unos escándalos” que pueden “hacer perder la confianza en ‘la iglesia”. En este sentido, ha recordado la existencia de una comisión “externa” que investigará este caso y otros que puedan salir y que permitirá “actuar en consecuencia”. “Tenemos herramientas para esclarecer los hechos y atender a las víctimas de forma justa y evangélica”, aseguró. Soler ha remarcado que los resultados de estas investigaciones “se darán a conocer”.

Critica a los medios

A pesar de pedir perdón, el abad ha querido expresar su malestar con el tratamiento que se ha dado el caso en algunos medios de comunicación. “Nos han dolido algunas expresiones”, dijo, “porque parece que las sospechas afecten al conjunto” de los sacerdotes de Montserrat. Por esta razón, también ha querido agradecer “las muestras de apoyo” que han recibido estos últimos días.

El abad ha cerrado la homilía mostrándose esperanzador con que Montserrat siga siendo un lugar de culto a la Virgen.

Port de Tarragona