Un “chaleco amarillo” sufre la amputación de una mano en los enfrentamientos con la policía en París

Las movilizaciones de los “chalecos amarillos” este sábado en París añaden un herido grave más a la cuenta de las 13 semanas que dura esta protesta, ya que esta mañana un hombre ha sufrido la amputación de una mano a causa de una granada policial. El herido fue evacuado por los bomberos con un vendaje después de que los médicos que acompañan a los manifestantes rodearan al herido y le proporcionasen un tratamiento de emergencia.

Aún no está claro cómo se ha producido el suceso, aunque según algunos medios internacionales, el herido ha cogido una granada lacrimógena y ha intentado lanzarla contra la policía en el momento en que se ha producido la explosión. El suceso se produjo frente a la Asamblea Nacional, en un tenso enfrentamiento entre los manifestantes y los policías, que intentaban evitar que derribasen las vallas.