Dejan en libertad a uno de los encarcelados por el homicidio de una mujer en la Bisbal del Penedès y amplían la investigación

La decisió està basada en la inconcreció en l’hora dels fets

Carrer i casa on es va produir l'homicidi. / Gemma Sánchez

La Audiencia de Tarragona ha dejado en libertad bajo fianza de 10.000 euros uno de los dos encarcelados por la muerte de una mujer de 63 años en la Bisbal del Penedès el verano de 2017. El tribunal provincial lo ha decidido después de que el juez instructor el Vendrell haya ampliado una investigación que daba prácticamente por cerrada. El médico forense ha asegurado que la muerte de la mujer se sitúa en una franja horaria muy amplia, entre las 19 h y las 23 h, por lo que ella podría haber tenido contacto con más gente. Aparte del vecino de Perafort, también están investigados la hija y el yerno de la víctima -él en prisión preventiva-. Los tres están acusados ​​de robo con violencia y de homicidio.
Los hechos se remontan al 4 de julio de 2017, cuando los Mossos recibieron el aviso de una mujer que había llegado a casa su madre junto con su marido y en el interior de la vivienda había localizado la mujer sin vida . Si bien el cadáver no presentaba síntomas de violencia, el resultado de la autopsia concluyó que la madre había muerto por asfixia.

Los mossos determinaron que el autor material del homicidio habría sido un vecino de Perafort amigo del yerno de la víctima. El hombre habría actuado con su complicidad para conseguir una importante cantidad de dinero que había en la casa. A ambos los detuvieron y encarcelaron preventivamente en febrero del año pasado, al tiempo que el juez señaló también la hija de la víctima como investigada para que esta tenía 14.000 euros en su bolso la noche de autos.

Hasta ahora el juez ha focalizado la investigación en el vecino de Perafort y el yerno de la víctima, para que el hombre declaró a la policía que él había dormido la mujer. Según su relato, la intención era que la hija y el yerno robaran el dinero. Esta declaración, sin embargo, no la ratificó en sede judicial.

Con la investigación casi cerrada, ahora la declaración del forense ha llevado al juez a abrir otras hipótesis y pedir más pruebas. Según fuentes judiciales consultadas por ACN, este testigo garantizó que la mujer murió asfixiada con la implicación necesaria de dos personas, ya que una la habría estrangulado mientras otra le tapaba la nariz. También dijo que no se podía concretar la hora de la muerte, lo situó en una franja amplia, entre las 19 h y las 23 h.

El vecino de Perafort estaba señalado como principal sospechoso hasta ahora porque el rastro de su teléfono móvil lo situaba en la Bisbal del Penedès alrededor de las 21 h. Con la inconcreción de la hora de la muerte, sin embargo, el juez sospecha que podría haber otras personas implicadas en el estrangulamiento. Por eso ha pedido información detallada de las cuentas bancarias de la víctima y los familiares, información relacionada con los beneficiarios de su testamento y un análisis de los teléfonos móviles del entorno de la mujer muerta.

Aunque el magistrado que dirige la investigación ha denegado la libertad del principal acusado, la Audiencia de Tarragona sí ha aceptado la excarcelación al considerar que el encarcelamiento no es proporcional. El hombre salió en libertad hace justo una semana después de pagar 10.000 euros y entregar el pasaporte.