Los restos de Khashoggi podría haber sido quemados en un horno del jardín del consulado simulando una barbacoa

El cuerpo del periodista Jamal Khashoggi pudo ser incinerado en un horno ubicado en el jardín del consulado árabe, según un informe que ha realizado la Policía turca. El horno no se ha descubierto hasta el momento ya que es subterráneo y tiene capacidad para superar los mil grados, lo que permite eliminar cualquier rastro biológico que serviría para identificar el ADN de los restos de Kashoggi, asesinado y presuntamente descuartizado en la legación por parte de agentes saudíes.

El informe de la Policía turca añade que desde el consulado se hizo un pedido de 32 raciones de carne cruda a un restaurante de Estambul con el fin aparente de realizar una especie de barbacoa típica en el país, conocida como «tandir», por lo que no habría levantado sospechas en una situación normal. La investigación también tiene elementos que hacen pensar que podría haberse pensado en acabar con la vida de la pareja del periodista asesinado, Hatice Cengiz.

Port de Tarragona