Ciudadanos ficha el abogado del Estado destituido por defender la rebelión al juicio del 1-O

Edmundo Bal

ACN Barcelona.-El abogado del Estado destituido por el gobierno español que defendía la acusación por rebelión a los presos independentistas, Edmundo Bal, será el número 4 de la lista de Ciudadanos para las elecciones generales en Madrid. Así lo ha hecho público este domingo el líder de Cs, Albert Rivera, en un acto en Majadahonda en el que ha asegurado que Bal es un «héroe» y ha acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de echarlo por después pactar con el presidente de la Generalitat, Quim Torra. Por su parte, el ex abogado del Estado ha acusado al gobierno de Sánchez de «mentir a los españoles». «Me pidieron que mintiera y me negué, no soy un héroe, sólo cumplía con mis obligaciones trabajando por el país», remachó.
«Albert, es un honor, es un placer, decirte que sí», afirmó el ex abogado del Estado, que ha explicado que Rivera le llamó después de que el gobierno español lo sustituyera por Rosa María Seoane. Bal ha detallado que entonces él estaba «bastante dolido».

El ex abogado del Estado ha relatado que en los últimos meses le es fácil presentarse xse porque únicamente dice que es el «cesado». Edmundo Bal ha considerado que su destitución fue «un acto absolutamente y radicalmente injusto» y afirmó que sólo se apartó para «cumplir con la obligación de una persona honrada.

Bal era jefe del área Penal de la Abogacía del Estado y un firme defensor de la acusación por rebelión contra los líderes independentistas en el juicio del 1-O. Se opuso a la rebaja a sedición y malversación en el escrito de acusación que su departamento presentó al Tribunal Supremo y mantenía una posición enfrentada a la abogada general del Estado, Consuelo Castro.

Bal se negó a firmar el escrito de conclusiones donde por primera vez la Abogacía se desmarcaba del juicio de la Fiscalía y no acusaba por rebelión los presos independentistas. Una calificación de los hechos que la ministra de Justicia, Dolores Delgado, justificó por «criterios jurídicos y técnicos» pero que parte de la Abogacía -heredada los gobiernos anteriores- no compartió.

El escrito -presentado el 2 de noviembre- que Bal no quiso firmar no sólo situaba la acusación en sedición y malversación, sino que no mencionaba en ninguna ocasión la existencia de violencia, base para las acusaciones por rebelión de la Fiscalía y de Vox. En todo caso afirmaba que los líderes independentistas actuar para movilizar a la ciudadanía y que se produjeron «situaciones de tensión, disturbios y enfrentamientos».

Port de Tarragona