Incógnitas sobre el propietario del restaurante de la calle Aribau encontrado sin vida en el baño del local

Archivo

Los vecinos oyeron golpes y gritos de madrugada en un local, el restaurante Floripa, que cierra los lunes habitualmente. Un vecino se ha extrañado de ver la persiana a medio cerrar y ha entrado a preguntar por esa extraña circunstancia. En el baño se encontraba el cuerpo sin vida de uno de los dos dueños. Pese a presentar algún golpe y arañazo, su muerte no se debe -inicialmente- a esas lesiones y la autopsia determinará, probablemente hoy, la causa del fallecimiento.

Los Mossos d’Esquadra han iniciado la investigación de un caso que, sin conocer las interioridades, aparenta un homicidio. No obstante, no ha sido así como se ha tratado inicialmente por los investigadores que, además de la muerte, también deberán aclarar un presunto robo de la caja registradora y un terminal móvil. No se descarta que algún delincuente hubiese aprovechado que en el local no había nadie en ese momento para sustraer la caja. Las circunstancias de este extraño suceso se irán aclarando durante el día de hoy, al conocerse la autopsia y cuando la Policía catalana supervise las cámaras de seguridad de la zona, el relato de los vecinos y los restos que pueden haber quedado en la barra del local, como podrían ser huellas dactilares y restos biológicos. No se descarta, por otra parte, que pueda tratarse de un robo que pretendiese simular una muerte. La posibilidad de que el fallecimiento se haya producido cuando en el local sólo se encontrase la víctima también se baraja.

 

Los Mossos investigan la muerte de un hombre en un restaurante del Eixample de Barcelona

Port de Tarragona