Detienen en Reus y Tarragona a dos hombres que habían robado móviles con violencia

Los Mossos han detenido a dos hombres en dos actuaciones en Tarragona y Reus por presuntamente haber robado teléfonos móviles con violencia. En el primer caso el detenido se acercó a la víctima y le agredió para cogerle el aparato. El ladrón huyó corriendo mientras que el agredido tuvo que ser atendido en el Centro de Atención Primaria. En el otro caso, en Reus, el delincuente dio un empujón a un hombre que había sentado en un bar y le cogió el móvil antes de echar a correr. Los Mossos comprobaron que tenía 24 antecedentes policiales. Ambos han sido puestos a disposición judicial.
El primero de los robos se produjo el pasado cuatro de junio en la calle Río Francolí de Tarragona. El detenido, de 20 años, se acercó a un hombre que estaba en la calle y le agredió para cogerle el móvil. Gracias a la información aportada por la víctima, que tuvo que ser atendida en el CAP, pudieron identificar el caso al presunto autor, que ya había protagonizado varios incidentes en el barrio. Este miércoles los agentes pudieron detener y este jueves ha pasado a disposición judicial.

En cuanto al segundo caso, se produjo este miércoles en Reus cuando una patrulla de Mossos de paisano que hacía prevención de robos en la ciudad vio un hombre en la avenida de la Salle que corría con un móvil en la mano mirando insistentemente hacia su última. Los agentes, que en sospecharon, le dieron el alto pero el hombre siguió huyendo. Al final lo pudieron detener en la plaza del Velódromo. En el registro, los agentes encontraron un teléfono móvil escondido en los pantalones.

Mientras hacían gestiones para esclarecer los hechos, recibieron aviso de que una mujer había llamado al 112 para informar que acababa de sufrir un robo con violencia. La víctima se encontraba en un bar del barrio Monasterios cuando un hombre se sentó a su lado y, en un momento dado, le dio un empujón y le cogió el teléfono. A continuación, huyó corriendo del establecimiento. Los agentes devolvieron el móvil a la propietaria y detuvieron al hombre de 39 años. El detenido, con 24 antecedentes policiales la mayoría por delitos contra el patrimonio, ha pasado este jueves a disposición del juez de guardia de Reus.

Port de Tarragona