Carles Porta: "Una persona que se suicida es un cobarde o un valiente?"

Periodista y autor de 'El día que me fui'

Texto: Xavier Puig / Clack
Fotos: Pol Alfageme / Clack

Carles Porta nos recibe en la oficina de Antártida Producciones, que dirige, con aire socarrón, dispuesto a no dejarnos pasar una. Lo que había sido corresponsal de TV3 durante la Guerra de los Balcanes o Ruanda está ahora centrado en su faceta de productor. Dice que atareado hasta arriba preparando una serie de la que no vale la pena que le preguntamos porque no nos dirá nada, pero en medio ha tenido tiempo de publicar 'El día que me fui' (Fanbooks, 2017), sobre la temática del suicidio. Este es su quinto libro, después de los reconocidos 'Tor: trece montaña maldita' (La Campana, 2005) o 'Fago' (La Campana, 2012), este último premiado con el Huertas Claveria de Periodismo.

El suicidio es un tema complicado y al libro lo aborda directamente, a la primera línea. ¿Por qué?
Me la marcha! No, en serio, es un tema que siempre me ha parecido muy interesante. Una persona que se suicida qué es, un cobarde o un valiente? Me pareció un punto de partida interesante para analizar el suicidio. Más teniendo en cuenta que, hasta hace muy poco, era algo que no se trataba a los medios y que se había querido ocultar porque se pensaba que hablar de ello provocaba más suicidios. Yo pienso que es al revés, que muchas personas que se suicidan lo que necesitan es que alguien los escuche, que alguien les haga caso.

Qué perspectiva sobre el suicidio intenta aportar?
El protagonista cuenta sus últimos pensamientos una vez ya ha tomado la decisión irreversible. Entonces se da cuenta de que muchas de las cosas que había interpretado, las había interpretado mal. Una vez has tomado la decisión, ya no hay relectura posible. Mi posición ante el suicidio no es justamente partidaria, al contrario, es algo que tú debes analizar muy bien antes.

Es un libro moral?
No está hecho para moralizar, yo no hago libros para moralizar. Yo hago libros de temas que me FRAP, me golpean y me hacen pensar e intento compartir esto con la gente que me lee. Pero yo no me considero con ningún tipo de categoría para hacer pensar nada más a nadie más allá de "mira, esto está así y ya decidirá".

Pero no en pretende escapar tampoco ...
Nunca intento escapar de estas cosas, por eso las escribo. Mis antecedentes literarios no son precisamente tímidos. Creo que soy una persona muy directa y que me mojo mucho. En este caso he elegido un tema muy complicado. De acuerdo que es breve y se lee rápido, pero hace pensar mucho. Quizás es voluntad un poquito de trascender, más que de moralizar. Sólo se trata de poner una reflexión sobre la mesa.

En el libro hay un momento en que da la sensación de que el protagonista no debería haberse suicidado ...
Esta es una reflexión a la que debe llegar el lector. Porque yo creo que el lector se encuentra con la vida de este chico y después con la decisión, pero si que está claro que una vez tomada la decisión ve las cosas de otro modo. Pero ya la ha tomado. Es como hablar desde la muerte. Cuánta gente lo volvería a hacer después de haber visto lo que ha pasado con lo que él pensaba que pasaba? Pero la cuestión de fondo es: ¿quién nos enseña a tomar decisiones, donde se aprende a tomar decisiones? Y cuando la decisión es irreversible, como se llega aquí? Yo no tengo claro qué haría o dejaría de hacer. También es cierto que hay muchos filósofos griegos que eran partidarios del suicidio. Yo también analizo muchas veces que la vida es mía y no de nadie más. No es de la sociedad, ni de la religión, no es del "qué dirán". Es mía y por tanto yo debería poder hacer lo que quiera de mi vida, pero en cambio esto nuestra sociedad lo penaliza.

¿Por qué un joven y no otra persona?
Para que esta edad es crucial a la hora de tomar decisiones. ¿Por qué un joven toma una decisión tan radical? Yo creo que la misma en una decisión no tiene la misma trascendencia en un adulto que en un joven. Implica mucho más la sociedad, mucho más del entorno. Pienso además que los lectores debe ser un motivo más de reflexión. De joven, cada decisión que tomas tiene consecuencias.

Como deberíamos aprender a tomar decisiones?
Yo no soy maestro, sólo soy un gilipollas que se fija en problemas y los explica. No tengo la solución, si la tuviera lo explicaría. Lo único que pretendo es sacudir y que hablamos.

Cómo llega a esta historia?
Un día vi una mancha de arena frente a una discoteca y veían la arena que tapaba la mancha de sangre donde habían atropellado a un chico, me vino a la cabeza si lo habían atropellado o había dado un paso hacia dentro de la carretera. Fue un flash, no tiene nada que ver con la historia del chico en sí, porque tenía una vida diferente de la del protagonista. Pero, el arrollaron o se puso él?

Como construye la vida del adolescente protagonista del libro?
Me lo he inventado todo, realmente es novela. Intento usar los elementos más comunes en entornos de desestructuración social. Este chico, aparentemente normal y corriente, tiene una vida que no lo es tanto normal. Tiene problemas con la familia, con el grupo de amigos, con la chica de la que se enamora. Pero son problemas que él interpreta de una manera. Dentro del libro tiene un diálogo consigo mismo y en muchos momentos se cuestiona. Ya desde la muerte se ve y analiza porque actuaba como actuaba.

Ha puesto por delante el lenguaje verosímil del protagonista a la corrección?
Absolutamente. A la hora de escribir he puesto por delante la jerga de un chico joven, porque sino, no es creíble. Cuando siento por TV3 que alguien insulta alguien diciéndole que es "un pòtol" ... no me lo creo. Ya me gustaría que fuera así, pero la realidad es otra. Hay una voluntad literaria muy clara de mantenerme en la mente del joven.

Este es el primer libro que es novela de ficción completamente respecto. Como se ha sentido?
Es la primera que hago porque quise experimentar cómo me sentía haciendo ficción cien por cien. También es cierto que he bebido mucho de la realidad, es fruto de cosas que han pasado realmente y yo conecto una cosa con la otra. Me he encontrado bien porque quedo menos encorsetado con la realidad. Hay otras dificultades como la de construir un personaje que tenga coherencia o que tenga un ritmo que la realidad ya tiene y que en este caso tienes que forzar ti.

Como periodista que estuviste en Bosnia como analiza la actual situación de los refugiados?
Europa está haciendo un papel patético, pero hay una cuestión de fondo. Creo que hay que acoger refugiados, pero a la vez se debe intervenir en el origen de todo esto. Hay que intervenir para que no haya refugiados, pero esto significa intervenir en Siria y eso quiere decir que poder uno de nuestros jóvenes morirá haciendo de soldado y eso no nos gusta. Contra esto no luchamos y se puede luchar de manera directa, pero también desde aquí, no favoreciendo gobiernos que alimentan las armas, la lucha, la especulación del petróleo, que los ricos sean cada vez más ricos ... Es un bucle muy perverso, mientras acogemos más refugiados crece el paro aquí, provoca que las clases bajas se radicalicen a la derecha y aún quieran menos refugiados y voten derechas más radicales y salvajes. Es muy complicado de resolver.

No hemos aprendido de los Balcanes?
No hemos aprendido nada de los Balcanes. Y no hay que ir a hablar de los refugiados. Te hablo del conflicto Cataluña-España. Tenemos la suerte de que aquí no hay armas en las casas como en la antigua Yugoslavia. Pero para mí Serbia es España que quiere imponer su voluntad de manera absoluta en un territorio que lo único que pide es votar. Es una imposición que no lee la historia. Tanto conflicto hay en votar? Aquí lo que se cree superior quiere imponer lo que se cree inferior, esto es lo que pasó en los Balcanes.

Hacer esta comparación no es simplificar un poco el conflicto de los Balcanes?
Todas las comparaciones tienden a simplificar. Por lo tanto todas están mal hechas, empezando por mi. No debería haberlo hecho porque evidentemente que simplifica, pero si quieres que hablemos de los Balcanes nos estaremos un buen rato; no era un conflicto sencillo. Yo hablo de la esencia, aquel conflicto le motiva que hay una nación de naciones que se llamaba Yugoslavia y cuando se rompe la URSS cada una de las naciones decide tener vida propia. La esencia es que un pueblo determinado decide tener vida propia y "el grande" ... no los deja. Simplificar, claro que simplifica, pero yo confío en que la gente que me escucha sepa analizar lo que estoy diciendo, pero si me han de crucificar, aquí estoy.

Puerto de Tarragona