Detienen a una madre y su hija por estafar espectadores de televisión utilizando como gancho la parálisis cerebral del marido

Inventaron una sucesión de historias con las que consiguieron que las víctimas les aportaran nuevas donaciones consiguiendo estafar unos 500.000 euros, 375.000 euros a una sola persona

La Policía Nacional han detenido en Huelva a una madre y su hija que solicitaron ayuda económica en un programa de televisión para cubrir los gastos de la enfermedad de su marido y padre y que, presuntamente, acabaron estafando a los espectadores que contribuir con sus donaciones. Inventaron una sucesión de historias con las que consiguieron que las víctimas les aportaran nuevas donaciones consiguiendo estafar unos 500.000 euros, 375.000 euros a una sola persona.

La madre apareció en un programa de televisión en 2014 acompañada por su marido, que se encontraba impedido en una silla de ruedas como consecuencia de un accidente de motocicleta que le había provocado una parálisis cerebral. Solicitaba ayuda económica para adquirir un andador y para costear una terapia especial. Tras recibir las donaciones de varios espectadores, las arrestadas elaboraron un plan con la intención de seguir obteniendo nuevos ingresos de estas mismas personas. Para ello, inventaron una serie de historias dramáticas con las que generaban un sentimiento de pena a sus víctimas. Mediante esta elaborada red de mentiras, llegaron a estafar 375.000 euros a una sola persona, la principal víctima de los hechos.

Trazó un plan para conseguir nuevos ingresos

La investigación se ha iniciado este mismo año después de recibir la denuncia de una señora que creía haber sido víctima de una estafa. En su denuncia explicaba que accedió a dar importantes cantidades de dinero a esta familia para ayudarles en sus necesidades de adquirir un andador y de llevar a cabo una terapia especial.
La investigación ha permitido determinar que estas circunstancias sobre la enfermedad eran ciertas, aunque la mujer al ver que estaban consiguiendo cantidades de dinero que superaban las que necesitaban, trazó un plan para seguir recibiendo más importes. Idearon una serie de episodios ficticios en los que se sucedían varios infortunios y, gracias a ellos, logró infundir pena en sus víctimas a quienes hicieron creer que el dinero recaudado era insuficiente para hacer frente a los gastos que la enfermedad originaba .

muertos fingidas

Para mantener en el tiempo la falsa historia, las detenidas llegaron a hacer creer a las víctimas que varias personas que formaban parte de la dramática historia habían muerto, entre ellas, el marido de la considerada ideóloga del plan. También fingieron la muerte de la madre y la hija y del supuesto bebé que habría tenido esta motivado por una violación. Por este motivo solicitaban donaciones para hacer frente a los gastos de los sepelios.
Posteriormente argumentaron sus víctimas que una de las muertes se había producido por varias negligencias médicas, por lo que crearon las figuras de unos jueces y abogados que, supuestamente, les harían recuperar el dinero de las donaciones mediante vías legales. De este modo, recibirían un importante resarcimiento económico.
El análisis de la principal cuenta bancaria, en la que recibían el dinero de las donaciones, arrojó un saldo a favor de unos 500.000 euros, los cuales fueron transferidos a otra cuenta. Tanto la mujer del enfermo como la hija de ambos fueron detenidas en una localidad onubense y fueron puestas a disposición de la autoridad judicial. También han sido investigadas otras tres personas por colaboración en esta estafa.

Inventaron una sucesión de historias con las que consiguieron que las víctimas les aportaran nuevas donaciones consiguiendo estafar unos 500.000 euros, 375.000 euros a una sola persona

Puerto de Tarragona