Detienen a cinco personas en Cataluña por compartir pornografía infantil a través de una red social

Uno de los arrestados en Barcelona, de 61 años, se hacía pasar por una niña porque pedófilos de todo el mundo le enviaran imágenes

Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a 24 personas y ha investigado 9 más en varias localidades del Estado para compartir pornografía infantil a través de una red social, informa el cuerpo policial. Cuatro de los detenidos han sido en la provincia de Barcelona y uno en Lleida. Uno de los detenidos en Barcelona, ​​de 61 años y ciudadano mexicano, se hacía pasar por una niña porque pedófilos de todo el mundo le enviaran imágenes de pornografía infantil. También en Barcelona fue arrestado un hombre de 47 años que, además de la red social, utilizaba una aplicación de mensajería instantánea para intercambiar material pedófilo con personas de su confianza. El detenido en Lleida es un hombre de 66 años, taxista de profesión. Cuatro de los detenidos eran menores de edad en el momento de la detención y el más joven tenía 14 años.

El resto de detenciones han sido en Alicante (1); Asturias (4); Badajoz (1); Cantabria (1); Castellón (1); Córdoba (1); Granada (1); Madrid (6); Málaga (1); Navarra (1) y Salamanca (1). En Alicante, la policía española detuvo a un hombre de 28 años que tenía miles de archivos de contenido pedófilo clasificados según lo que se veía en las imágenes y creaba su propia pornografía infantil insertando en las imágenes las caras de familiares suyos, también menores de edad.

Entre los detenidos en Asturias, hay una mujer de nacionalidad colombiana de 39 años que había intercambiado material pedófilo con ayuda de su hijo, de 19 años y también arrestado, que le daba soporte informático por los pocos conocimientos que tenía ella en este ámbito. En Badajoz la policía española ha detenido a un estudiante de 18 años que accedía a grupos cerrados de pedófilos, con estrictas medidas de seguridad, para evitar que la policía pudiera detectar. En Madrid, los policías arrestaron dos veces uno de los investigados, ya que, después de la primera detención, creó nuevos perfiles en la red social para continuar compartiendo el material.

Durante la operación se ha intervenido una ingente cantidad de material informático de contenido pedófilo: miles de archivos, vídeos y fotografías de menores que eran víctimas de abusos sexuales. Se han decomisado 7 tabletas; 6 discos duros externos y 13 internos; 33 teléfonos móviles, 12 memorias USB; 11 tarjetas de memoria y 14 ordenadores portátiles. La colaboración de la policía con la red social ha sido fundamental, ya que, a través de las vías de cooperación establecidas, se comunicó a la Unidad Central de Ciberdelincuencia la existencia de varias personas que estarían intercambiando pornografía infantil.

Port de Tarragona