banner Diputació de Tarragona

Un coche atropella a diez personas en una terraza de Girona, hay una niña de 4 años en estado crítico

El conductor de un coche ha perdido el control este sábado y arrolló a diez personas que estaban sentadas en la terraza de un bar a la altura de la calle Riu Güell de Girona en el cruce con Virgen del Remedio. Los hechos han pasado a las once y media de la noche y una niña de cuatro años ha resultado herida y ha sido trasladada en estado crítico en el hospital Josep Trueta de Girona. El conductor del vehículo es un joven de dieciocho años que ha dado negativo en el control de alcoholemia que le han realizado los Mossos y la Policía Municipal después del siniestro. Después de pasar por el hospital para ser atendido de las heridas ha quedado en libertad, sin llegar a ser detenido.

Según ha podido saber la ACN, el joven habría hecho la imprudencia después de que otro vehículo circulara cercano a él y a una cierta velocidad. Se da el caso de que este vehículo es el de una madre que llevaba a su hija en el Trueta de Urgencias. Entonces el infractor hubiera querido avanzar como si se tratara de una carrera, momento en que ha perdido el control del vehículo y arrolló las nueve personas, entre ellas cuatro menores.

Entonces, el conductor habría querido adelantarla y habría perdido el control del vehículo llevándose las nueve personas que estaban en la terraza del bar. Los hechos ocurrieron en el centro de Girona y esto ha hecho especular con un posible atentado terrorista, lo que han desmentido de manera inmediata los Mossos a través de un tuit en Twitter.

Hasta la zona se ha desplazado numerosos efectivos del Servicio de Emergencias Médicas (SEM), de los Bomberos de la Generalitat, los Mossos y de la Policía Municipal. Tras llevarlo al hospital por las heridas que sufrió, el conductor quedó en libertad y no se le practicó el control de drogas, ya que no presentaba síntomas de haber consumido.

ACTUALIZACIÓN:

La alcaldesa de Girona da la cifra de 10 heridos, atendiendo en 9 casos en el hospital Josep Trueta y uno de los heridos en el de Santa Caterina.

Port de Tarragona