Desmantelado en Terrassa un centro de pirateo de decodificadores de canales de pago que vendían a hoteles

La Policía Nacional han desmantelado un centro de IPTV –sistema de protocolos de televisión por Internet- que se dedicaba a comercializar contenidos audiovisuales y canales de pago de forma fraudulenta. El detenido proporcionaba acceso a contenidos de canales, en su mayoría deportivos, pertenecientes a diferentes plataformas de pago. El centro estaba ubicado en una vivienda de Terrassa (Barcelona) y entre sus clientes destacan numerosos establecimientos hoteleros ubicados por toda la geografía española.

Distribución fraudulenta desde una vivienda de Terrassa

La investigación comenzó con una denuncia que aportaba datos sobre el servicio irregular que se ofrecía desde una página web administrada desde la provincia de Barcelona, donde se distribuía contenidos audiovisuales de forma fraudulenta.

El denunciado llevaba a cabo esta actividad sin la autorización de los titulares de derechos de la propiedad intelectual, recibiendo a cambio una contraprestación económica predeterminada y periódica que variaba según el plazo contratado y la modalidad de acceso a los contenidos ilegales.

Dichos servicios fraudulentos eran comercializados mediante la venta de decodificadores en los que, previo abono de las cantidades establecidas en función de la modalidad de productor contratado, se insertaba el firmware correspondiente que habilitaba el acceso a diversos servidores. De esta forma los usuarios tenían acceso a contenidos de canales pertenecientes a diferentes plataformas de pago, especialmente a eventos deportivos. Además, el denunciado utilizaba la denominación comercial de estas grandes operadoras de contenidos para publicitar sus servicios.

Cerradas las páginas web

Tras varias gestiones, los agentes arrestaron al presunto responsable de los hechos y registraron su domicilio ubicado en la localidad barcelonesa de Terrassa donde se hallaron los efectos relacionados con la ilícita actividad. Además se procedió al bloqueo y anulación del servicio que ofrecía a sus clientes relacionado con la emisión de contenidos de plataformas digitales de manera ilegal.

En el domicilio se intervino un total de 4.705 euros, cantidad presumiblemente derivada de esa actividad ilícita, y se constató la presencia de facturas de pago por el servicio ilegal a numerosos establecimientos hoteleros ubicados por toda la geografía española. Todo ello indica el amplio alcance de la actividad fraudulenta desarrollada por el detenido y el grado de connivencia de los distintos usuarios-clientes, que no se limita a la participación individual sino a otras formas de comercialización .

Port de Tarragona