El fiscal pide 16 meses de prisión por un conductor de ambulancia que robaba joyas a pacientes en Alcanar y las vendía después

Las joyas eran vendidas en una tienda de compra de oro de Vinaròs. / GM

La fiscalía pide dieciséis meses de cárcel para un conductor de ambulancia que está acusado de robar joyas a pacientes de edad avanzada en Alcanar (Montsià). Los hechos se remontan al verano de 2016, cuando el individuo trabajaba de auxiliar sanitario y hacía visitas domiciliarias o traslados a centros sanitarios en ambulancia. Según la fiscalía, el hombre se aprovechaba de esta condición laboral y de que, por su trabajo, podía acceder con facilidad al domicilio de las víctimas, para apoderarse de varias joyas. Posteriormente, el ladrón revendía el material sustraído en una tienda de compraventa de oro de Vinaròs.

En el primer caso, el trabajador sanitario se apoderó de una pulsera de oro que contenía una inscripción con el nombre de la víctima y de un pendiente propiedad de la misma víctima. El 15 de julio de 2016 el procesado acudió a una tienda de Vinaròs, manifestó que era el propietario de las joyas y las vendió a cambio de 210 euros. El establecimiento fundió las joyas, valoradas en unos 270 euros, y no se han podido recuperar.

Unos meses más tarde, en noviembre de 2016, el acusado accedió al domicilio de otra mujer en Alcanar y, una vez dentro de la vivienda se apoderó de una pulsera con diferentes colgantes de oro con inscripciones que la víctima guardaba en el dormitorio. A final de ese mes el hombre volvió al mismo establecimiento de Vinaròs y vendió la pulsera, junto con dos anillos de origen desconocido, a cambio de 1.000 euros. En este caso, la pulsera fue recuperada y entregada a la propietaria.

De ahí que la fiscalía acusa al individuo de un delito de hurto, con el agravante de confianza, por el que solicita un año y cuatro meses de prisión. Además, el ministerio público reclama que indemnice a la primera víctima con 270 euros por las joyas sustraídas y en la tienda de compraventa de oro en el importe que determine el juez por la pulsera recuperada. El caso se juzgará a los juzgados penales de Tortosa.

Port de Tarragona